Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Alonso Vega

Desde la Meseta

Luis Alonso-Vega

Belenistas

Una tradición muy especial que se asocia a las Navidades

No es una asociación cualquiera. Son personas, amantes de un tipo de figuras que, bien en barro, madera, escayola o resina, reflejan sobre un tablero la reproducción del nacimiento de Jesús, el portal humilde donde vino al mundo, al calor de dos animales, que significan un buey y una mula, así como un ángel que anuncia la ubicación de tal acontecimiento.

Los belenistas detallan todo lo que figura alrededor del pueblo de Belén, y así adornan todo ello con un río, un molino cuya rueda es movida por el agua. Un poco más allá un pescador echa su anzuelo al agua. Un grupo de pastores se calientan alrededor de una hoguera, mientras un herrero golpea con un martillo dando forma a un trozo de metal.

Todavía un poco lejos, cabalgan tres Reyes Magos montados en sus camellos y seguidos de su séquito. Han pasado por el castillo del rey Herodes, pero a su regreso no volverán a pasar por el.

Hay casitas con pequeños enseres en su interior que dan luz para que veamos lo que hay dentro. Los belenistas provocan un cielo estrellado que oscurece de noche y por el día nos muestra un sol resplandeciente.

El suelo nos lo ponen desértico, como sería el de Belén, y solo con pequeños trozos verdes de musgo, donde suelen pacer ovejas.

¿Quiere usted ser belenista y montar en esta época navideña un belén en condiciones? No lo piense mucho y asóciese. Le gustará y disfrutará.

Compartir el artículo

stats