Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ricardo Montoto

Dando la lata

Ricardo V. Montoto

El factor miedo

La tensión y la incertidumbre que acompañan al contagio por covid

El puñetero virus entró en casa de mi querida amiga infectando a toda la familia. Comenzó como un leve resfriado sin importancia que con los días se fue complicando con la fiebre, el dolor de cabeza, la pérdida del olfato y el gusto y, sobre todo, una sensación de cansancio

Ahora, ya sin fiebre, con menos tos y comenzando a recuperar algo de la vitalidad perdida, experimenta las consecuencias del miedo. “Muchas noches en tensión, de temer abrir los ojos y comprobar que la situación se agrava aún más, de verme más cerca del respirador, te destrozan”, reconoce.

Hoy mi amiga me pide que intente trasladar su mensaje de alerta, de precaución, porque el coronavirus no es ninguna broma y las consecuencias pueden ser graves y permanentes.

“Si fueran conscientes del miedo que se pasa durante unos cuantos días, que se hacen eternos, tendrían mucho más cuidado”, remarca mi querida amiga, que lleva grabadas en el rostro las huellas del sufrimiento padecido. “Las heridas más dolorosas están en el interior, en la cabeza”, recuerda. “Y a día de hoy no soy capaz de saber si llegarán a cerrarse porque, aunque las pruebas dicen que he superado la enfermedad, me encuentro fatal, sobre todo en el estado anímico”, añadió.

Esto no es simplemente un molesto y pasajero catarro. Ojo, mucho ojo. Hagan caso a la voz de la experiencia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 985 279 722.

Compartir el artículo

stats