Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Alonso Vega

Desde la Meseta

Luis Alonso-Vega

Enfadados y de la mano

La tensión dentro de la coalición de PSOE y Unidas Podemos

El niño grande da la mano para cruzar la calle al pequeño, quizás para que no le pille un coche o una simple bicicleta. Esa es la opinión de los versados en política en casi todos los medios de comunicación.

Traducido al vulgar castellano, El Niño encoletado no quiere soltarse del gobernante por temor a que le ocurra un siniestro y su partido, valga la redundancia, quede partido a la mitad. Y, en el mejor de los casos, pierda el coche, el casoplón, el jardinero, la vigilancia y hasta incluso la niñera.

Y deba volver a su antiguo barrio, por temor a que sus vecinos dejen de admirarle: “Mira a Pablito, le han cortado hasta la coleta”.

Pero el mayor no le suelta ni tiros de cañón, quizá por el temor de pérdida de escaños ya que, por pocos que se tengan, todo ayuda en el partido rojo. Y ahí está el morado para poder postear cada día.

Y es simpático lo que está ocurriendo en las Cortes actualmente: cuando Iglesias habla, los socialistas no aplauden y viceversa. Y eso que van de la mano, que si no llegan a ir, como antes se vaticinaba...

E Illa sigue luchando por la catalanidad, otro niño descarriado que desea estar bien situado: “Madre, que desastre familiar”.

Compartir el artículo

stats