Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Ibáñez

La expresión de los ojos

La maldita pandemia, también ha servido para apreciar cosas que con la rutina, y las habituales prisas nos pasaban desapercibidas, sin darles importancia.

No sé si muchos coincidirán con mi apreciación, pero con el uso generalizado de las mascarillas hemos ido comprobando el valor expresivo de las miradas de las personas con las que a diario coincidimos, o nos saludan, y a la par podemos ponerles cara, o intuir quienes son, aunque uno mismo sigue sufriendo a diario con dudas razonables de personas que lo hacen con cierto grado de familiaridad, o nombres que pocos usan. Al final he decidido que no me quedo con la duda, y sin más les ruego bajen la dichosa mascarilla.

Por la expresión de los ojos puedes notar a la perfección si son de amistad, dudas, o percibir una sonrisa. Obviamente no son regla perfecta para conocer a la persona, pero unos ojos en los que intuyes alegría y expresividad te dan margen para la confianza, y preguntar ¿Quién yes? Sin mucho apuro.

Con independencia de muchos femeninos que son dignos de enmarcar.

Más de una vez me he preguntado como se las arreglan los asiáticos, que además parecen todos cortados por el mismo patrón, y llevan toda la vida con ella puesta, cual es su secreto para conocerse y saludarse habitualmente, así que pienso que son extremadamente educados y lo hacen con todo el mundo, lo conozcan, o no. En fin, allá ellos.

Ahora nosotros mismos además de los referentes que se utilizaban hasta ahora como la voz, estatura o envergadura de la que cada cual echaba mano, entiendo que la observación visual puede complementar el todo. Yo por lo menos lo acabo de descubrir.

Sobre todo porque tengo la impresión de que nos queda tiempo para que la normalidad sea total, y como somos como somos, en cuanto se relaje un tanto el tema… a los cuatro días volver a empezar. Deseo equivocarme, pero…

Compartir el artículo

stats