Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ricardo Montoto

Dando la lata

Ricardo V. Montoto

Madrid 2020

Los que se cachondearon de la inefable Ana Botella y su “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”, llegando a señalarla como principal culpable del fiasco de la candidatura olímpica Madrid 2020, hoy callan como ahogados.

Qué vueltas da la vida: nos ganó Tokio, los japoneses se pusieron contentísimos y se frotaban las manos pensando en el negociazo que llegaba. Casi ocho años después del inolvidable discurso de “Lady Ánsar” ante los peces gordos del COI, en Japón están negros con las olimpiadas. El vecino chino, con el que siempre se llevaron fatal, liberó un coronavirus endemoniado cuando el tinglado de los Juegos ya estaba preparado. Y lo que tenía que haber sido Tokio 2020 pasó a ser 2021, con enormes costes por el aplazamiento, con la población japonesa en contra de su celebración, con una imponente caída de los ingresos previstos y, ahora, sin público. Vamos, un dolor.

Bueno, pues imaginen por un momento que esta costosa calamidad, añadida a la pandemia, en vez de caer encima de una nación seria y de orden como la japonesa, nos hubiera sucedido a nosotros. Sólo pensarlo da escalofríos. Véanse un día como hoy, con la situación que vivimos, con el gobierno que tenemos, con los puigdemones dando por saco, con buena parte de la juventud despendolada y decidida a alimentar al coronavirus, con la luz y los combustibles a precio de oro, con un déficit inmenso, además, con unos ruinosos juegos olímpicos pandémicos colgados del pescuezo. Un espanto, porque somos españoles, lo que conlleva que una situación crítica la elevamos a la categoría de insufrible a base de griterío e insultos.

Bueno, pues siguiendo el razonamiento de los que ridiculizaron a la exalcaldesa de Madrid, deberíamos estar agradecidos a la visionaria Ana Botella por su peculiar modo de promocionar la candidatura de su ciudad. Seguro que hoy en Japón habrá muchos acordándose de ella.

Compartir el artículo

stats