Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Cuesta

A contracorriente

Carlos Cuesta

El agua, ese bien preciado

La visita de la jefa de Control de Aguas del Ayuntamiento de Madrid al parque de Redes

El Parque Natural de Redes cuenta con recursos hídricos notables y tiene en el agua a su principal legado. En Tanes y en Rioseco están ubicados dos embalses para aprovechamiento de ese líquido elemento que sirven para consumo y electricidad de la mayor parte de Asturias.

El agua, ese bien preciado

En los últimos años existe un tenso debate sobre el uso lúdico en el embalse de Tanes como revulsivo de un turismo necesario y racional con el medio ambiente. La tajante negativa de los propietarios de esas infraestructuras hidráulicas –Cadasa y EDP– llevó a un enfrentamiento político-social con el Ayuntamiento de Caso y la ciudadanía que no entendían esa negativa.

Precisamente estos días estuvo por el Parque de Redes de visita amistosa y turística la jefa del Control de Aaguas y farmacéutica del Ayuntamiento de Madrid, Marina López Rosales. Para esta exigente funcionaria el agua es un bien escaso y mal distribuido, lo que conlleva velar por el mismo con equilibrio, racionalidad y vigilando su calidad. Marina en su visita al embalse de Tanes y entornos señaló la maravilla paisajística de estos enclaves del Alto Nalón y apuntó que lo importante es que desde los poderes públicos sigan con rigor los objetivos de la Agenda internacional 2030 basada en la sostenibilidad, la calidad y el cuidado intenso del paisaje y la ecología.

Sólo así se pueden llevar a efecto acciones de servicio público y turístico como el utilizar piraguas en estas bellas aguas de Tanes. Siempre, insistió, con un riguroso control de la puesta en escena de embarcaderos y lanchas exentas de contaminación foránea. Para esta experta el turismo, bien entendido, es un acicate para Redes y todo lo que se realice con sentido común y con un número limitado de piraguas en el embalse se puede dar vía libre a esa demanda social. También comentó que los lodos y algas interiores producidas en este reducto acuático, disminuyen la capacidad de autodepuración del agua, siempre ajustadas a unas potentes y avanzadas depuradoras.

En suma, esta técnico municipal y conocedora a fondo de las aguas matritenses quedó encantada con la belleza intrínseca de Redes, una Reserva de la Biosfera que necesita más promoción y un turismo cuidadoso con la naturaleza. Los criterios sanitarios de estas aguas, los deja para otra ocasión.

Compartir el artículo

stats