Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Ibáñez

Cada vez peor

Hace ya tiempo que se acabó lo que se daba, y cada día que transcurre la situación resulta más angustiosa para millones de ciudadanos.

Entramos ya de lleno en plena época vacacional, algo que siempre esperamos con ilusión, y más en Asturias que por regla general estamos abonados al dicho de "primer día de Agosto primer día de invierno".

Así que cuando hilvano estas líneas llueve con gracia, algo cotidiano que no nos sorprende.

Pero lo que hoy me preocupa, como a todo el mundo, es el dato de la inflación del pasado Junio, nada menos que un 10,2% algo nada visto desde hace cuatro décadas, y además habrá que sumarle los productos frescos de la cesta de la compra y los relacionados con la energía.

Por parte de los responsables del todo pueden buscar todas las justificaciones que les apetezcan, pero la realidad no es otra que los ciudadanos ya les resulta imposible aguantar ni un día más, así que si antes sudaban para llegar a fin de mes, ahora no les alcanza ni hasta el día 15, teniendo que hacer auténticos juegos malabares para llevarse algo a la boca ellos y los suyos.

Decía al inicio de la opinión lo que nos ilusionaba la llegada del verano, aunque lo de vacacionar ya resulta una quimera, pero dentro de nada llegará Septiembre que resulta el mes más problemático del año. Ya se sabe: colegios, universidad, libros que inexplicablemente no sirven de un año para otro, y el arrastre de todo lo que estamos padeciendo con las desproporcionadas subidas generalizadas.

Para ponerse a temblar desde ya, pues no se vislumbra solución alguna, incluso todo lo contrario pues como dice el titular de la opinión nos dicen que todo puede ir a peor, así que llevamos el camino de Argentina y Venezuela que no hace tanto los precios se duplicaban de un día para otro.

Pero buscan soluciones imaginativas, la primera ha sido cesar al Director del Instituto Nacional de Estadística, seguramente porque su "cocina" no va acorde con la de Tezanos y los "gustos culinarios" del Gobierno. Cuando todo explote va ser muy gordo.

Compartir el artículo

stats