Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Vega

El baúl de la historia

José Antonio Vega

La Perdonanza en la comarca del Caudal

La Asociación Astur Leonesa de Amigos del Camino de Santiago realiza esta domingo una ruta entre la iglesia de San Juan y la catedral de Oviedo, con la participación abierta a toda la ciudadanía

Este próximo domingo la Asociación Astur Leonesa de Amigos del Camino de Santiago volverá a realizar la popular ruta que va desde la iglesia de San Juan de Mieres hasta la catedral de Oviedo. En esta ruta también participarán, a parte de los componentes de la asociación, algunos mierenses amantes del Camino del Salvador. Se comenzará a las 10:00 horas, pasando por La Peña, La Rebollada, Copián, Santa Lucia, El Padrún, Olloniego, Picullanza, Venta del Aire, San Miguel, Caxigal y La Manjoya. Por lo tanto, será un trayecto que recorrerá parte de los concejos de Mieres, Oviedo, Ribera de Arriba y de nuevo Oviedo, en un trazado lleno de muchas historias, donde aún se pueden contemplar muchos restos de un rico patrimonio minero y industrial.

En esta jornada pueden participar todos los interesados en el Camino en cualquiera de sus actividades, como la reunión de todas las asociaciones o en la misa en la catedral y la posterior merienda con bollos preñaos acompañados de algunos vasos de vino, a los que invita el Ayuntamiento de Oviedo. Como sabe el lector, este Ayuntamiento está apostando fuertemente por el camino de Santiago en sus dos rutas, pero sin embargo se ha olvidado del camino del Salvador.

Su promoción se le debe a la Asociación Astur Leonesa, cuya constitución ocurrió en Oviedo en el año 1990. Nació con el fin de aunar los esfuerzos e iniciativas de varias personas e instituciones que estaban interesadas en la promoción, recuperación y conservación del tramo comprendido desde León y Oviedo, como parte de la Ruta Jacobea. Además de fomentar las peregrinaciones a Santiago de Compostela y a San Salvador de Oviedo, estos son los encargados en dicha ciudad de dar albergue, asistencia y orientación al peregrino en su duro caminar.

Por ello, en su primer año, realizarían la peregrinación desde la Colegiata de San Isidoro en León hasta la Catedral de Oviedo, que se celebra todos los años entre el 14 y el 21 de Septiembre, la popular "Perdonanza". Aquella primera ruta sería recorrida por un nutrido grupo de socios que participaría en la peregrinación del 13 al 15 de septiembre, estando como invitadas varias personas que deseaban ganar el Jubileo de la Santa Cruz. Gracias a ellos se comenzó a recuperar el antiguo camino del Salvador, que por aquellas fechas apenas era recordado y mucho menos transitado, pues muchos de estos tramos estaban cerrados y no había albergues para poder pasar las noches.

Una de las primeras labores de esta asociación fue la de señalizar el Camino que cruza el norte de León y el sur del Principado de Asturias. Utilizarían como guía las simples flechas amarillas pintadas en el suelo, en muros, piedras, farolas o incluso señales de tráfico que indicaban cuál era la ruta a seguir para llegar a Oviedo. Lo cierto es que estas marcas amarillas han servido de ayuda a centenares de peregrinos durante años y de hecho, estas flechas amarillas fueron oficializadas por el Consejo Jacobeo, puesto que ya formaban parte de la tradición para los peregrinos. Oficialmente, debería haber una cada dos kilómetros y en todos los cruces.

También observarían la carencia de albergues públicos y por ello hablarían con los ayuntamientos y con el tiempo aparecerían los albergues municipales de Pajares y de Pola de Lena, en el concejo de Lena. En Mieres, el Ayuntamiento colaboraría con la creación del albergue en una de las alas de las escuelas de La Peña. Años después, bajo iniciativa privada, aparecería el albergue de Bendueños y recientemente, en el pueblo de Llanos de Somerón, ya en plena pandemia, se abriría "El Cascoxu".

Retomando la historia de la asociación Astur-Leonesa, durante años fueron los que se encargaron de fomentar todo tipo de estudios, publicaciones y otras actividades relacionadas con el Camino de Santiago y del Salvador. A esta iniciativa, poco a poco, se sumaría el Principado de Asturias. Hoy, el gobierno de Adrián Barbón y el Ayuntamiento regido por Alfredo Canteli apuestan por las dos rutas (primitivo y de la costa) que pasan camino a Santiago, pero como siempre se olvidan del camino del Salvador que viene desde León, siendo cómplices de ello los ayuntamientos asturianos por donde discurre.

Otra labor de la asociación sería la de editar algunos artículos y publicaciones como el libro "Lena en el Camino de Santiago", que fue presentado en abril de año 2000 en el Centro Cultural Casino de Pola de Lena. Unos años después, concretamente el 11 de septiembre de 2019 en la casa de la cultura de Mieres, se presentaría el libro "El camino del Salvador: un camino industrial y minero". Una vez presentado el libro, a los pocos días tendría lugar una ruta en la que participarían más de un centenar de participantes, haciendo que la "I Ruta Cultural Camín del Salvador" fuese todo un éxito, recorriendo parte de la etapa oficial del Camino del Salvador ente la localidad de Ujo y el barrio de La Peña de Mieres. En esta ruta guiada por quien firma este escrito se explicaría la historia y el rico patrimonio minero e industrial del concejo de Mieres. A través de este acto lúdico y deportivo, se dieron a conocer estos lugares, que fueron testigos del pasado, y se descubrieron los pueblos que crecieron a las orillas de esta vía, contemplando desde la naturaleza y unos monumentos que con el tiempo se han mimetizado con el paisaje hasta hacerlo más humano.

Desde el año 1998 y hasta el día de hoy, los ovetenses decidieron conmemorar el Jubileo de la Santa Cruz, organizando una pequeña peregrinación partiendo de Mieres del Camino. En esta primera ocasión se llegó a la catedral para asistir a la Misa Jubilar que fue celebrada por Celestino Castañón, presidente honorario de la Asociación y Párroco de San Lázaro del Camino. En ese día se juntarían diferentes asociaciones de peregrinos para llegar todos juntos a la Catedral, donde unos componentes deciden asistir a misa y otros se mezclan en el bullicio de las fiestas de San Mateo. La llegada de estos peregrinos en domingo, vísperas de San Mateo, emula a lo que sucedía en los primeros siglos medievales donde nos hablan de los miles de peregrinos que desde mediados del siglo XV, transitaban por la ciudad durante el Jubileo de la Santa Cruz del mes de septiembre, transformando la catedral en un gran escenario arquitectónico donde destacaban grandes banderolas en sus agujas. Eran tantos los que pasaban por Oviedo, que el cabildo encargaría a un artesano, la fabricación de 25.000 enseñas de peregrino para su venta en esos días en el año 1481. Es más, su gran afluencia durante el Jubileo del mes de septiembre, no sólo rompía momentáneamente la tranquilidad habitual de Oviedo, ya que también movilizaba al concejo, cabildo y a los propios habitantes para garantizar, por una parte, el orden, y la limpieza. En la actualidad, esto lo realiza el Ayuntamiento de Oviedo contando con el apoyo de la Delegación del Gobierno.

Compartir el artículo

stats