Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miguel Ángel Fernández

No perdamos un nuevo tren

Las propuestas sobre fondos europeos que se presentan hoy en Langreo

Pocas poblaciones del mundo han sido tan objeto de análisis como Langreo y el valle del Nalón. Desde el Centro de Iniciativas de los estertores del franquismo hasta hoy, han sido muchos los estudios y las propuestas de soluciones para cuando la siderurgia y el carbón ya no existieran. Todos ellos aseguraban que había una relación directa entre el empleo y el número de habitantes.

Evidentemente no han acertado, como pueden demostrar varios ejemplos, uno de ellos es bien claro: el paraguas de Valnalón protege más puestos de trabajo de los que tenía la antigua factoría del acero, sin embargo, la mayoría de sus ocupados no viven en Langreo. Es menester cambiar el paradigma; si queremos que haya habitantes es imprescindible que la ciudad sea habitable. El cierre de la térmica de Lada, los terrenos de Duro en la extinta Felguera Melt o los inoperantes talleres de Barros, Nitrastur, o la única opción de mejorar Sama con los terrenos de Modesta ofrecen posibilidades importantes. Europa ofrece financiación. Otro tren pasa por delante de nosotros, no lo perdamos.

Una iniciativa ciudadana, con la colaboración de la Tertulia Encuentros, ofrece desinteresadamente al Ayuntamiento un estudio detallado de proyectos susceptibles de acogerse a los Fondos Next Generation de la Unión Europea. Hoy martes, día 20, a las 19 horas, en la Casa de la Cultura de La Felguera, serán presentados por dos profesionales de altísima capacidad; Emiliano Velasco, especialista destacado en calidad de la construcción y sus patologías, que le ha servido para ser llamado como experto para asesorar empresas multinacionales, aseguradoras y tribunales, y José Antonio Cullía, con una muy larga experiencia en la CUOTA, que le ha llevado a ser protagonista de todos los procesos importantes de reordenación del territorio, desde Langreo Centro a la Zalia, pasando por Montevil o la reordenación de la costa asturiana para evitar su deterioro por los especuladores. Ven a darnos tu opinión, si quieres mejorar tu ciudad.

Compartir el artículo

stats