Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Ibáñez

A mitad de la cuesta

Casi sin darnos cuenta, o si, según cada cual y como le haya ido, ya estamos a mitad de enero, mes tradicionalmente fatal en variados aspectos, básicamente en lo tocante a la economía. Y este año todo un Angliru al cubo.

Si hacemos caso a lo que los políticos nos cuentan sobre los logros conseguidos en su mandato, seguramente estaríamos viviendo en la "Arcadia feliz" de D. Armando Palacio Valdés, pero la realidad resulta tozuda, y las muestras ahí están a la vista de todos, salvo sectarios.

Aunque al ser año electoral, todos pendientes de sus sillones, a los centros de poder, les han entrado las prisas y se han puesto las pilas para hacer o retomar lo que no hicieron hasta el momento actual.

De todos modos, bienvenidas sean, pese al tufo electoralista.

Si las cosas están fatal en el plano general para casi todo, resulta más acuciante para millones de personas que ya vivían en el filo de la navaja.

La bestial subida de la inflación y los productos de primera necesidad acabaron de rematar la faena, enviando a muchos a un pozo oscuro de donde se sale muy mal. Resulta frecuente buscar culpables para librarse uno mismo, aunque sería primordial dar o buscar soluciones a los problemas sobrevenidos.

El "malvado Putin" se lleva la palma de las culpas, que no les falta razón, pero las consecuencias las pagamos los ciudadanos de a pie. En años anteriores sabíamos que el mes de enero era un trago que casi todos teníamos que pasar, la mayoría viendo la botella medio vacía, y los optimistas medio llena. En el actual oscura y vacía.

La ingeniería numérica de los gobernantes trata de convencernos de que todo va a ir de PM. Sobre todo, si sus partidos gobiernan, pero lo cierto es que todo el mundo está cansado de tanto más de lo mismo sin vislumbrar soluciones tangibles que nos lleven de una dichosa vez a puerto tranquilo, pues de sobresaltos, marejadas y olas gigantes estamos hasta… ahí.

Compartir el artículo

stats