Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rodríguez Cortés

Predicciones fallidas de 1948

El Caudal iba a estar en Primera medio siglo después y un plano inclinado uniría Fierros y Pajares

Mieres siempre ha tenido cierto protagonismo en la prensa regional relativo a la publicación de encuestas o pronósticos. Recordamos las dos encuestas que abordamos el pasado año preguntando: "¿Qué desearías hacer tú en Mieres?" en LA NUEVA ESPAÑA de septiembre de 1953. O la titulada "¿Es usted optimista ante el futuro de Mieres?", en junio de 1970, en la desaparecida revista "Asturias Semanal". Hoy nos referimos a un vaticinio de la villa a 50 años vista (1948-1998) publicado en "La Voz de Asturias" el 1 de julio de 1948, firmado por "Virtus", el corresponsal del diario en Mieres.

"Virtus" tomaba como referencia lo que ocurriría en junio de 1998 basándose en informaciones de un supuesto número extraordinario de "La Voz" del citado mes y año.

En primer lugar –aunque fuera del territorio de Mieres– hacía mención "a la inauguración del plano inclinado que uniría Puente de los Fierros y la cima del Pajares, una de las obras más atrevidas de la ingeniería española qué facilitaría las comunicaciones de Asturias con Castilla. Significa nada menos que un ahorro de unos 30 kilómetros en el recorrido, con la economía consiguiente en el personal y material de tracción". La previsión no parecía descabellada dirigida a salvar el trayecto del Pajares.

Donde empieza el desbarajuste previsor es al referirse a las fiestas de San Juan (1998) al decir "Las calles están materialmente ocupadas por coches y trolebuses. Compañías aeronáuticas intensificaron sus servicios y el cielo se ve cubierto de numerosas aeronaves que traen a nuestra ciudad a millares y millares de forasteros". Una visión fantástica del corresponsal mierense que tampoco anduvo muy fino en la previsión del crecimiento poblacional de la villa cuando manifiesta: "Mieres con mayores deseos de superación, ya está entre las veinte ciudades más importantes de España con un censo que rebasa los 150.000 habitantes".

Continuando con su apología para los próximos 50 años, dice: "Nadie recuerda ya a ‘Las Moreras’, en cuyos terrenos existe ahora una fábrica y unos laboratorios de energía atómica. El llamado Estadio Municipal inaugurado en 1930, que se debió a la iniciativa de don José Antonio López, uno de los mejores alcaldes que tuvo Mieres, desapareció hace cuatro lustros (1978) absorbido por la ambición urbana cada día mayor en nuestra ciudad. Este Parque de Deportes que se estrenó hace algunos años, enorme mole de cemento armado, cada día experimenta nuevas obras para corresponder a unos deseos de una afición cada día mayor ¿Qué dirían ahora los caudalistas de 1948, los que vivieron hace 50 años si pudieran contemplar la grandiosidad de nuestro estadio. Y qué pensarán de este Caudal de nuestros días que está en Primera División, que registra unos 30.000 socios y que es capaz de llevar a su campo a multitudes incalculables".

Y como remate final, en lo deportivo narra los últimos partidos jugados por el Caudal recientemente con el Rapid de Viena y el Génova (Campeón de Italia), en una futura y supuesta Copa de Europa de la época, y destaca "la incorporación de cinco jugadores extranjeros de fama continental".

A la vista de lo expuesto, el corresponsal fiaba sus previsiones de futuro para la villa con una elevada carga de fantasía y deseos clamorosamente fallidos en cuanto al aumento de población (150.000 habitantes) o deportivo, nada menos que situando al Caudal en Primera División y participando en competiciones europeas. En relación al "paisaje atómico y de aeronaves cubriendo el cielo de Mieres" se observa la influencia cercana de la bomba de Hiroshima (1945), que convulsionó el mundo en aquel tiempo.

Compartir el artículo

stats