21 de abril de 2011
21.04.2011
Con llingua propia

Esplendor catalán

La antoloxía de Carlos Clementson pon al algame del públicu español la enorme riqueza y calidá de la poesía catalana

21.04.2011 | 02:00
Esplendor catalán

Si en 2009 el poeta cordobés Carlos Clementson sorprendía con un voluminosu tomu de poesía portuguesa traducida al castellanu (Alma minha gentil, Eneida), dos años depués repite la fazaña con un magníficu trabayu de divulgación poética, Esta luz de Sinera, un títulu qu'homenaxea al poeta catalán Salvador Espriu. Porque lo que fai Clementson agora ye poner al algame del públicu español la enorme riqueza y calidá de la poesía catalana, dende los esenciales clásicos medievales a los poetes figurativos de la segunda mitá del sieglu XX. Como en cualesquier antoloxía, ye verdá que podíen señalase delles ausencies (ente los tradicionales, Rubió, Apel?les Mestres, Teixidor; ente los contemporanios, omisiones menos xustificables como les de Feliu Formosa, Marta Pessarrodona o Marc Granell), lo cierto ye que tamos delantre d'una obra que consigue tresmitir al llector la pasión cola que se fexo, y la fecundidá de la materia que trata.


Ente Ramon Llull, el místicu mallorquín del sieglu XIII, y el más mozu de los poetes representaos nesta antoloxía, Àlex Susanna (nacíu en 1957), la historia de la poesía catalana camina en paralelu a la historia de la so llingua, col so esplendor medieval, un periodu de decadencia y la lenta recuperación a partir del sieglu XIX, llogrando en Verdaguer y les polémiques que lu arrodiaron un primer referente, y a partir del sieglu XX un nuevu y extraordinariu brillu, que nin el franquismu consiguió amatagar: Carner, Riba, Espriu, Ferrater, Estellés... Toos ellos tienen sitiu nesta obra, fecha por un atentu llector de poesía, profesor universitariu de lliteratura española, qu'amás ye poeta, colo que sabe tresmitir per un llau'l deslumbramientu que-y produxo la cultura catalana cuando la descubrió, yá adultu; per otru, con brevedá y rigor, a veces con pasión, introduz a los autores que selecciona, conformando una útil guía pa los que quieran afondar na conocencia d'esta lliteratura. Per últimu, la so condición de poeta mui estimable ponse de manifiestu nes traducciones, nes que procura un averamientu rítmicu dende l'español a los orixinales catalanes, que s'ofrecen al llau.


Y si echábemos de menos dellos nomes, esta de Carlos Clementson permítenos tamién descubrir poetes y poemes bien interesantes, qu'hasta agora nos pasaran desapercibíos: Rosa Leveroni (a la que conocíemos más como divulgadora y axitadora cultural que como poeta), Marià Villangómez, Maria Àngels Anglada o Lluís Alpera, de los que malapenes sabíemos, y que pasen a engrosar la llarga nómina de poetes que disfrutamos nuna llingua pola que sentimos especial devoción. Tamos d'alcuerdu colo que dicía José Agustín Goytisolo, que tan bien conocía la poesía catalana: «Pese a obstáculos y avatares, opresiones e injusticias históricas, el valor de los escritores en lengua catalana es sorprendentemente alto en el contexto de la literatura universal». Quien tenga duldes namás necesita asomase a l'antoloxía que nos propón Clementson, más d'ochocientes páxines, pa escampales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook