16 de agosto de 2018
16.08.2018
Perfil

Aretha Franklin, 'Reina del soul' y voz eterna

Primera mujer en entrar en el 'Rock and Roll Hall of Fame', fue un símbolo de la defensa de los Derechos Humanos

16.08.2018 | 16:21

Aretha Franklin, fallecida este jueves a los 76 años, se erigió durante una extensa carrera y gracias a su voz prodigiosa en uno de los grandes iconos de la música contemporánea, especialmente a través del soul el rhythm and blues y el góspel.

De la 'Reina del soul', inspiradora de varias generaciones de músicos y cantantes, quedarán para siempre éxitos como "Respect" (1967) o "I Say a Little Prayer" (1968), pero también "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman" (1968), "Day Dreaming" (1972), "Jump to It" (1982), "Freeway of Love" (1985), y "A Rose Is Still A Rose," (1998).

Este vídeo corresponde a una interpretación en directo de 'I Say a Little Prayer' en 1970:

Hija del predicador Clarence LeVaughn Franklin y de la cantante de gospel Barbara Franklin, Aretha Franklin nació el 25 de marzo de 1942 en Menphis (Tennessee) y comenzó su carrera cantando junto a sus hermanas en la iglesia de su padre en Detroit. Su primer disco, The Gospel Soul of Aretha Franklin, lo grabó con tan solo 14 años y pocos años después comenzó a dar sus primeros pasos en la industria discográfica con el sello Columbia Records.

Arrancaba así una carrera meteórica con décadas y décadas de éxitos que le llevaron a cosechar varios números uno y ganar un total de 18 premios Grammy que la convierten en la mujer con más galardones solo superada por Alison Krauss. El 3 de enero de 1987 fue la primera mujer incluida dentro del Rock and Roll Hall of Fame y en 2008 la revista Rolling Stone la eligió como la mejor cantante de todos los tiempos.

En 1987 se convirtió en la primera mujer en ingresar en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Uno de sus temas ganadores de un Grammy fue "I Knew You Were Waiting for Me", un dueto que cantó junto al fallecido cantante británico George Michael:

En 2005, Aretha Franklin recibió la Medalla Presidencial de la Libertad -la mayor condecoración para un civil estadounidense- de manos del entonces presidente George W. Bush.

Franklin fue, además, un símbolo del feminismo y de los derechos de los negros en EEUU. Franklin también cantó en enero de 2009 en la investidura presidencial de Barack Obama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook