Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Brújula

De la muerte del hijo a la suspensión del tiempo

El mazazo del duelo por el hijo muerto sumió a la poeta y filósofa inglesa Denise Riley en un estado de suspensión del tiempo, que, como saben algunos, es de los más fructíferos para la escritura. Riley (1948) encontró su refugio íntimo en la palabra y el resultado cobró la forma de dos volúmenes: el poemario " Say something back" y este El tiempo vivido, sin su fluir, texto de peculiar hondura que se nutre de espaciadas confesiones a herida abierta y se completa con un breve ensayo en el que, arrancando de una reflexión sobre el proceso en el que se ha sentido expulsada del tiempo, desemboca en lúcidas consideraciones sobre la relación íntima entre tiempo y escritura. Mayor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats