Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bloc de notas

Lo que la Reina del Soul no quiso ver publicado

La biografía desautorizada por Aretha Franklin y las memorias que Kravitz compartió con David Ritz

Lo que la Reina del Soul no quiso ver publicado

Pablo García

David Ritz es un aclamado periodista, crítico y conocedor de la música negra y confidente de algunas de sus más preciadas estrellas, entre ellas Marvin Gaye, Ray Charles, Smokey Robinson, B.B. King y Aretha Franklin. Escriba de las memorias de esta última, con la que obtuvo un Grammy, se convertiría

Poco después de haber visto la luz la sorprendente biografía desautorizada de Franklin, Libros del Kultrum, la editorial española con mayor vocación etnomusicológica ha publicado también otras memorias, Que rule el amor, de Lenny Kravitz, en colaboración también con Ritz.

Franklin era una cantante maravillosa, pero la mujer que surge de este retrato indeseado no es alguien con quien quieras pasar el tiempo. Leyendo cómo la reina del Soul insistía en bajar la voz de Mavis Staples para que apenas fuera audible en una grabación de sus duetos de gospel, uno tiene también la oportunidad de asistir al relato de Ritz, citando a Jerry Wexler, sobre las palabras que Otis Redding, con una sonrisa, pronunció sobre “Respect” cuando se la escuchó a Franklin: “La chica me la ha robado. Ya no es mi canción. A partir de ahora le pertenece a ella”. Aretha, está claro, no mostraba la misma generosidad con Staples.

Que rule el amor

Lenny Kravitz con David Ritz 

Libros del Kultrum 2020, 300 páginas

19 euros 

La ambicion desmedida la llevó a convertirse en un ser difícil en el plano profesional. En el personal, las relaciones con su padre, sus maridos y amantes, resultaron complicadas. Pudo superar el alcoholismo y también derrotó la tendencia a alimentarse compulsivamente. Sin embargó sucumbió a una fragilidad emocional que la acompañaría desde la separación de sus progenitores cuando tenía seis años y la muerte, tiempo después, de su madre. Esas cuentas pendientes con la vida tampoco la ayudaron, como escribe David Ritz, a manejarse como es debido profesionalmente.

A partir de los años ochenta, los temores, o la necesidad de control, comenzaron a dominarla. No podía volar, prefería el autobús, pero no con mal tiempo y atravesando las Montañas Rocosas. Su incapacidad para viajar a Europa o, durante 20 años, a la Costa Oeste, lastró su carrera. También la perjudicó su costumbre de no presentarse a las sesiones de grabación y de cancelar conciertos, a menudo a última hora y sin mayores explicaciones. Muchos de los familiares, amigos y colaboradores entrevistados por Ritz dicen que Aretha vivía en un mundo de negación, negándose a confrontar hechos desagradables e inventando otros mejores para endulzar su existencia. Todo en ella pendía de un hilo o de un estado de ánimo mudable. Estuvo a punto de producir vídeos de cocina, escribir un libro de dietas, protagonizar una película y un musical, y de abrir una tienda de ropa. Se sometió a una cirugía de cáncer en 2010, jamás admitió el diagnóstico. Sin embargo, ni sus mayores defectos, o su alborotada salud mental son escollos para negar el arte que transmitió a generaciones. Puede que “Respect”, al contrario de lo que ella presumía, no fuese un himno feminista y sí la canción escrita por un hombre, pero Aretha Franklin siempre será la reina del Soul hablándole a todas las almas.

La otra cara de la moneda, las conmovedoras memorias de Lenny Kravitz nos llevan a través de los muchos altibajos que ha experimentado este cantautor y productor discográfico. Pero el libro, como la propia canción que le da título, Que rule el amor, trata mucho más que del desafío profesional. Ofrece un emotivo examen de sus relaciones al presentarnos a los amigos y familiares que más influyeron en su vida. Los queremos a todos. A la espera de una biografía desautorizada de Ritz…

Aretha Franklin

David Ritz. 

Traducción de Manuel de la Fuente

Libros del Kultrum 2020, 528 páginas 

23 euros

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats