Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tinta fresca

Días de amor, odio y venganza

Molist rescata la historia de Pedro III de Aragón y su esposa, que cambiaron el destino de España

Cultura - Libros

Así nació la novela “La reina sola”: Jorge Molist estaba leyendo un libro sobre el Mediterráneo “de un gran historiador inglés, Sir Steven Runciman, cuando me di cuenta de que me estaba contando, admirado, una parte de mi historia, la de España. Todos conocemos quién fue Ricardo Corazón de León. Y Runciman dice que fue un mal rey. Y en cambio elogia a Pedro III de Aragón, llamado “el Grande”, y a su esposa Constanza, de los que yo casi ni había oído hablar. De esos hechos sorprendentes salió el deseo de darlos a conocer a través de una novela. Constanza y Pedro cambiaron nuestra historia al abrir las puertas del Mediterráneo a la corona de Aragón y a España”.

A finales del siglo XIII, contextualiza Molist, “la corona de Aragón tenía solo un millón de habitantes. Y no podía seguir la reconquista al sur porque el reino de Murcia era de Castilla, que tenía cinco millones, y con el que mantenía buenas relaciones. Al norte estaba la poderosísima Francia, con dieciséis millones de habitantes, que se había apoderado, a principios de siglo, de Occitania, anteriormente posesión aragonesa, en gran parte, gracias a la cruzada decretada por el Papa contra los cátaros”.

El rey Jaime el Conquistador “casó a su hijo Pedro con Constanza, una princesa siciliana, buscando salida a través del Mediterráneo. Pero, gracias a otra cruzada decretada por un papa francés, Carlos de Anjou, el hijo del rey de Francia se apoderó de Sicilia, asesinando a su rey, el padre de Constanza. Y después le arrebató a Aragón los tributos de vasallaje que le pagaba el reino de Túnez. En pocos años Carlos de Anjou se fue quedando con distintos territorios mediterráneos hasta constituirse en un verdadero emperador. A eso le siguió que Francia se hizo con Navarra, cuyos derechos eran de la corona de Aragón. Aragón se asfixiaba”. Sin embargo, “en un sorprendente movimiento, Pedro III de Aragón se apoderó de la isla de Sicilia y coronó como reina a su esposa Constanza, la legítima heredera del reino. Esto enfureció no solo a Carlos de Anjou, sino también a Francia y al papa francés del momento”.

Y de aquí parte la “La reina sola”: “Constanza, una joven reina recién coronada y sin experiencia de gobierno, se ve abandonada por Pedro, su marido. El pequeño reino de Sicilia pasa por sus peores momentos. Unos nobles hostiles, ansiosos de poder, provocan sangrientas revueltas que amenazan su vida y la de sus hijos. Sufrirá desprecios, falsedades y desengaños. Además, deberá enfrentarse, con la ayuda de unos pocos fieles, en guerra cruel, a los tres mayores poderes del siglo XIII. Carlos, el gran emperador mediterráneo, Francia y un papa despiadado. Mientras, a su esposo Pedro, que ha dejado a Constanza para acudir a un duelo de honor en territorio enemigo, le espera la traición. Y una devastadora cruzada, de un poder diez veces mayor al suyo, que invadirá la corona de Aragón, arrasándolo todo”. Pasen y lean.

La reina sola

Jorge Molist

Planeta, 624 páginas

22,50 euros

Compartir el artículo

stats