Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

tinta fresca

Una visión del Camino inédita

García Jambrina engarza en su quinta entrega sobre Fernando de Rojas erudición y brío aventurero

Cultura - Libros

“El peregrino venía de muy lejos...”

Luis García Jambrina ofrece con “El manuscrito de barro” la quinta entrega de las andanzas del pesquisidor Fernando de Rojas. Como las anteriores, matiza el autor, “se puede leer de forma independiente, ya que son novelas autoconclusivas y no siguen una cronología determinada. Se trata de una intriga histórica situada en el Camino de Santiago en 1525, un momento en el que la ruta jacobea está pasando por una etapa de cierta crisis y decadencia, agudizada por la aparición de Lutero en Alemania, que se convertirá en un enemigo declarado de las peregrinaciones”.

Por entonces, recuerda, “el Camino se ha vuelto muy inseguro y peligroso, ya que se ha llenado de falsos peregrinos, herejes, pícaros, mendigos, delincuentes, prostitutas, traficantes de reliquias, salteadores de caminos y hasta asesinos. Para muchos el Camino más que de perfección es de perdición, y, más que hacer penitencia por sus pecados, lo que buscan son nuevas ocasiones para pecar. En la novela he intentado ofrecer una visión inédita del Camino y mostrar el día a día de los peregrinos y sus diferentes motivaciones y maneras de hacerlo”.

Pero el verdadero protagonista, subraya García Jambrina, “es el camino, con sus bosques frondosos y misteriosos, sus duras y encrespadas montañas, el ambiente de los hospitales y albergues, los santuarios y monasterios y los pueblos y ciudades que visitan. El barro cubre los caminos, pero también es un símbolo del pecado y las flaquezas humanas, según la mentalidad de la época, ya que el hombre está hecho de barro. La vida es una peregrinación hacia la muerte y el barro es el pergamino en el que cada peregrino va escribiendo su camino”.

Por encargo del arzobispo de Santiago, “Rojas deberá investigar con tenacidad y astucia una serie de extraños asesinatos que se vienen produciendo en las diferentes etapas del Camino Francés. Para ello contará con la ayuda de Elías do Cebreiro, clérigo y archivero de la catedral compostelana. En su recorrido se encontrarán con toda clase de retos y peligros, se adentrarán en lugares recónditos y misteriosos y conocerán a numerosos viajeros, cada uno con su secreto a cuestas”.

Indica el autor que “es también una novela llena de historias y personajes episódicos a los que es muy fácil cogerles cariño, como las peregrinas Marcela, que tiene que disfrazarse de hombre para no ser acosada, o Rosalía, una novicia que quiere conocer mundo, como la célebre Egeria”. Y, por último, es también “una novela de amistad y de transformación personal, la que experimentan los dos protagonistas a lo largo de su recorrido, que se convierte en una especie de viaje iniciático de autodescubrimiento y búsqueda de la verdad en un tiempo de incertidumbre y confusión. Más o menos como el nuestro”.

El manuscrito de barro

Luis García Jambrina

Espasa, 344 páginas

19,90 euros

Compartir el artículo

stats