Adictos a Vonnegut

“Matadero cinco”, obra mayor del escritor norteamericano, vuelve a las librerías con una nueva traducción

Cultura - Libros

Cultura - Libros

Franco Torre

Franco Torre

Kurt Vonnegut conocía el infierno. A finales de 1944, cuando combatía contra los alemanes en Europa, fue apresado y conducido a Dresde. Fue recluido en un matadero, donde sufrió diversas vejaciones por parte de sus carceleros, y fue testigo “privilegiado” del brutal bombardeo de la ciudad, ejecutado por la aviación aliada en febrero de 1945. De las cenizas de aquellas experiencias emergió, casi un cuarto de siglo después, “Matadero cinco o la cruzada de los niños”, hito de la literatura antibelicista y obra mayor del autor norteamericano, que ahora retorna a las estanterías de la mano de Blackie Books y con una nueva traducción a cargo de Miguel Temprano García.

Seguirle la pista a Kurt Vonnegut ha sido, durante años, una ardua tarea para el lector español. Acceder a volúmenes como “Cuna de gato” o “El desayuno de los campeones” apenas era posible a través de tiendas de segunda mano, recuperando ediciones antiguas de Anagrama o de sellos como la extinta Argos Vergara, responsable de una estupenda edición de “Pájaro de celda”. Afortunadamente, esta carestía se ha rectificado de unos años para acá. Se diría que, en un momento de alarmante indigencia intelectual, Vonnegut vuelve a nosotros para aportar un poco de luz y sensatez. Sellos como Hermida Editores, Sexto Piso o la editorial argentina La Bestia Equilátera han actualizado y devuelto a la circulación varias de las obras del norteamericano. “Matadero cinco”, en cambio, se había mantenido hasta cierto punto al margen de este florecimiento –más allá de su adaptación al cómic publicada el año pasado por Astiberri–, acaso porque nunca salió de la circulación. La edición de Anagrama, con una buena traducción de Margarita García de Miró, se distribuye con éxito desde hace quince años.

Vonnegut no tiene miedo a tomar riesgos y cultiva una grata complicidad con el lector

Blackie Books afronta ahora el reto de lanzar una nueva edición de esta obra crucial de la narrativa del siglo XX.

La atinada traducción de Miguel Temprano García decanta y actualiza la adaptación al español de la prosa de Vonnegut, sin restarle un ápice de originalidad ni de fuerza. Prevalecen la ironía, el ingenio, esas frases cortas y rotundas como un uppercut directo al mentón. Vonnegut es adictivo porque se lee fácil, porque no tiene miedo a tomar riesgos y porque cultiva siempre una grata complicidad con el lector. Por eso te atrapa desde la primera línea al narrar la epopeya de Billy Pilgrim, ese hombre “despegado del tiempo”, capaz de verse prisionero al mismo tiempo en el matadero de Dresde y en un zoológico extraterrestre en el planeta Tralfámador (la adaptación al español de la denominación del planeta es una de las acertadas y distintivas decisiones de Temprano), convertido en una atracción para los nativos y apareándose con una estrella de cine con el improbable nombre de Montana Wildhack.

“Matadero cinco o la cruzada de los niños” mantiene toda su vigencia, todo su atractivo, y la edición de Blackie Books está a la altura de su relevancia. La traducción de Miguel Temprano es certera y adecuada, y el volumen está diseñado con gusto, con una robusta y vistosa encuadernación en tapa dura, de letra generosa y papel grueso, que sienta bien en la mano y luce en la estantería. Se intuye que tendrá buena vejez, aunque el lector retorne, que seguro lo hará, periódicamente al mundo de Vonnegut. La editorial complementa el volumen con una original faja desplegable que hace las veces de introducción, con citas y datos del autor, retratado en el reverso. Un detalle con gusto que refuerza la presencia de la edición que “Matadero cinco o la cruzada de los niños” reclamaba. Como diría Kurt Vonnegut: “Es lo que hay”.

Portada del libro.

Portada del libro.

Matadero cinco

Kurt Vonnegut Traducción: M. Temprano

Blackie Books 205 páginas, 21 euros

Suscríbete para seguir leyendo

TEMAS