Dulce Victoria Pérez Rumoroso (Avilés, 1985) es escritora de cuentos infantiles. Es la creadora de Ratonchi, un personaje que causa furor entre los escolares asturianos y que nació en las páginas de la edición de Avilés de LA NUEVA ESPAÑA, donde esta autora publicaba semanalmente un relato protagonizado por el ratón más bueno del mundo. La primera aventura en libro de Ratonchi, "Ratonchi salva la Navidad", ha vendido miles de ejemplares, un auténtico fenómeno editorial que llegó a convertirse hasta en musical solidario de la mano de la Escuela de Música del Palau de Barcelona. Hasta la fecha, Pérez Rumoroso ya ha publicado siete libros de temática infantil. A finales de 2017 firmó "Las catastróficas maldades de la Bruja Picotera", la archienemiga de Ratonchi, otro personaje de éxito. Ella misma lo encarna cuando visita los colegios para presentar su obra.

Dulce Victoria Pérez Muel de Dios

1 imagen 10 palabras

1 imagen 10 palabras

Making of

Making of

Una bruja de tres años

Como si fuera a mediar trago de pócima -la que separaba al doctor Jekyll del señor Hyde-, o chorro de rayos gamma -los que entran en Bruce Banner para despertar a Hulk-, la escritora de cuentos infantiles Victoria Pérez Rumoroso comparece en la foto de la derecha con aire inocente pero engañoso, pues esa luz misteriosa a la que atiende es la funesta llamada del fastidioso personaje en el que se transforma, la bruja Picotera, protagonista de sus cuentos. Es Picotera un ser incómodo y malvado, y caracterizada con una costumbre indumentaria que inexplicablemente hace las delicias de sus pequeños lectores: nunca jamás se cambia las bragas.

Dulce es dulce, pero cuando se viste de la bruja Picotera para recorrer los colegios de Asturias y leer a los niños las aventuras que ella misma escribe, no hay quien la conozca con esa nariz ganchuda y ese gorro de ala de cuervo. Picotera, que justo hoy cumple 3 años (la primera aventura nació en un cuento publicado en LA NUEVA ESPAÑA por Halloween) es figura molesta y un poco desastrosa, que interpreta esta pandemia que nos ocupa un poco a lo Ayuso, pues sostiene que la gente pilla el coronavirus porque no se pone gorros de bruja para tapar la coronilla, que es por donde entra el virus, como su propio nombre indica. (Ayuso dijo que el covid-19 se llamaba así porque ya circulaba desde diciembre de 2019).

Por culpa del bicho, Dulce Victoria ya no puede seguir recorriendo los colegios para contar las aventuras del bondadoso Ratonchi, su otro personaje, y de su muy picotera archienemiga. Para que no decaiga, ha subido algunas de sus aventuras a Youtube. Y cada noche, medien pócima o rayos gamma, vuelve a transformarse en Picotera para contarles un cuento a sus dos hijos, Alberto, de 6 años, y Marina, de 5.