Michael Lee Wolfe nació en Pittsburg en 1962. Es un imprescindible de la escena musical asturiana desde hace más de tres décadas. Su afición por la música se desató con 9 años. Empezó con la batería, pero su madre, para que no los volviera a todos locos, se la cambió por la guitarra. Una guitarra que ha inyectado sabor norteamericano al folk y la música tradicional asturiana. Ha publicado 25 discos propios, además de gran número de participaciones como instrumentista de jazz, folk y blues. Ha tomado parte en proyectos musicales como "Asturiana Mining Company", "Ástura", "Espectáculo Torner" o su colaboración con Anabel Santiago. En 2019, Michael Lee Wolfe editó cinco temas nuevos bajo el título "The Prevarication Sessions I". Suda mucho, lo heredó de su padre. Se entrega a fondo en el escenario: "Yo soy paisano, no pasa nada, aunque al día siguiente lo notas".

Michael Lee Wolfe (guitarrista) Muel de Dios

1 imagen 10 palabras

Making of

El paisanu americanu

Su padre fue tapicero, y su madre, relaciones públicas. No había en casa tradición musical. Y él...

-Yo, oveja negro total.

Y él, guitarrista. Michael Lee Wolfe aún tropieza al concordar sustantivos y adjetivos en español. Habla un asturiano amestao con fuerte acento estadounidense pese a que lleva 35 años en Asturias, justo desde que un tren lo dejó en Oviedo un 28 de diciembre, día de los Inocentes. Entre los amigos de los amigos que acudían a esperarles a él y a su colega de infancia Cy Williams -con el que se había aventurado desde su Pittsburg natal a tocar por España- estaba la que es hoy su mujer, Raquel Mónica García, con la que tiene dos hijos. Fue llegar y besar el santo. Y eso que, de mano, la cosa no pintaba fácil: "Ella era de estas clásicas, su padre era policía nacional".

Esa misma noche encontró al amor de su vida. Pero también lo llevaron a un concierto de "Llan de Cubel" y vio camino para desarrollar su pasión musical: desde entonces se ha convertido en el americanu de la música folk y tradicional en Asturias. Lee Wolfe -músico, profesor de inglés y también promotor de grupos de góspel que traía desde Estados Unidos- dice que siempre le gustó "ser jefe de sus cosas". "Mi tiempo ha sido mío; la jefa que tengo es ella", dice en alusión a su esposa. Ni se le ocurre volver a vivir a Estados Unidos.

-¿Sabes lo que no me gusta? La medicina de allí. Vivir con esa paranoia. La paranoia de que vas a enfermar y vas a tener que gastarte todos los cuartos para curarte. Es tremendo.