Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción del mito de la Gesta de Oviedo

José García Fernández indaga con rigor en un episodio decisivo de la Guerra Civil en Asturias

Ocurre con relativa frecuencia. Los científicos sociales o de las denominadas “ciencias duras” plantean sus investigaciones con un determinado objetivo, pero los hallazgos que extraen de su documentación o de la realidad que analizan les conducen finalmente a otros planteamientos diferentes de los originariamente buscados.

Este es el caso del excelente trabajo de José García Fernández, catedrático de bachillerato y archivero, titulado “Ruta de la Guerra Civil en Oviedo. La construcción de la Gesta”, publicado por Ediciones KRK.

Su investigación estaba dedicada originalmente a reconstruir los “lugares de la memoria” de la guerra civil en Oviedo, siguiendo una tradición historiográfica iniciada en Francia con brillantes resultados. A ese objetivo está dedicada la primera parte de su libro. Completa los que ya conocíamos de trabajos anteriores, a través de las fuentes documentales existentes y de los vestigios de los aún existentes, describiendo y explicando su papel y añadiendo otros menos tratados o desconocidos hasta ahora. Analiza así los espacios de la sublevación (Gobierno Civil, Militar, cuartel de Santa Clara), los de los restos militares y huellas de los bombardeos (Las Matas, Cadellada, San Pedro de los Arcos, la iglesia de San Juan, las casas del Chorín y otros) y los de la represión de los vencidos (la cárcel o el cementerio de El Salvador).

Pero, como decíamos al principio, el investigador propone y la materia investigada dispone. La documentación hallada permite al autor desarrollar otro tema de mayor importancia, si cabe, como es el del análisis de la “construcción” ideológico-propagandística de la denominada por los vencedores “Gesta” de Oviedo. Asunto al que dedica, dada su importancia y el desconocimiento que teníamos de él, la segunda y más voluminosa parte de su libro.

Llama la atención, en primer lugar, cómo tal construcción ideológica comenzó ya en plena guerra, una vez finalizados los flecos del conflicto bélico en el frente norte. Planificada con todo detalle por uno de los ideólogos y dirigente de los sublevados, Luis Bolín, esa campaña fue un verdadero tour turístico en el que no sólo, claro está, se trató del sitio de Oviedo –la “invicta y heroica” ciudad que en este caso ya no dormía la siesta, como escribió Clarín, luchaba triunfalmente contra los enemigos de la civilización cristiana–, sino de todos aquellos otros episodios que los vencedores consideraron sus “gestas” en la derrota sobre los republicanos y comunistas, como la del Alcázar de Toledo, pero que en el caso de la de Oviedo tenía una singular significación por ser la capital de la revolucionaria Asturias, que en el movimiento de Octubre del 34 había sido el símbolo de los enemigos de la España católica y derechista.

Esa campaña de turismo de guerra consistió en mover por la cornisa Cantábrica a periodistas, políticos afines y aficionados a esa clase de turismo bélico. Oviedo se convirtió así en un escenario teatralizado de un gran episodio de la guerra para aquellos visitantes que se atrevieron a visitarla en un país inmerso todavía en una guerra civil.

El propio Ayuntamiento ovetense, compuesto por “defensores” heroicos y falangistas, promovió múltiples iniciativas en ese sentido, invitando a personalidades intelectuales afines al Nuevo Estado y difundiendo a través de exposiciones fotográficas La “Gesta de Oviedo”. Y con la misma finalidad se constituyó un Patronato de Turismo y hasta se creó un “Museo de Guerra” y se llevó a cabo una política de “conservación” de los espacios bélicos para su explotación turística. Con ello se trataba de combatir la imagen negativa que se tenía de los asturianos entre el bando franquista y a la vez se hacían valer los propios méritos de la ciudad, en competencia con los escenarios de las otras “gestas” de la Cruzada. Así, Oviedo obtenía el calificativo de “mártir” y los timbres de “invicta y heroica”.

Estamos, sin duda, ante un libro necesario, que no sólo cubre un hueco en nuestra historiografía, sino que posee elevada factura y rigor histórico.

Ruta de la Guerra Civil en Oviedo

La construcción de la Gesta 

José García Fernández

KRK Ediciones 238 páginas

22 euros

Compartir el artículo

stats