Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DAVID CRAHE | GUITARRISTA DE CORIZONAS

“El nuevo disco tiene mucho de nuestros deseos y frustraciones”

Corizonas tocará mañana en el Terraceo a las 20:30, impregnando la ciudad de rock

De izda. a dcha, David Crahe, Javi Vielba, Rubén Marrón, Javier Vacas y Roberto Lozano.

De izda. a dcha, David Crahe, Javi Vielba, Rubén Marrón, Javier Vacas y Roberto Lozano. MALENA GFRIDMAN

El grupo, que surgió de la unión entre los Coronas y Arizona Baby (ambos activos actualmente), estará mañana en el Terraceo de Vigo, sonando a partir de las 20:30 de la tarde. La banda nació en 2011 y, desde que su primer álbum “The News Today” vio la luz, los éxitos no han parado de crecer. Sus letras son incisivas, y llaman a la conciencia de la sociedad para superar los problemas de la actualidad. Ahora, con el lanzamiento de su tercer disco a la vuelta de la esquina, quieren volver a los escenarios con fuerza. David Krahe, su guitarrista, explica quiénes son los Corizonas.

–La crítica os encuadra en música rock, country, americana… Pero ¿qué son Corizonas?

–Somos la unión de dos grupos, con dos sensibilidades distintas pero afines. La parte de Arizona Baby es la que suma más dentro de la música de rock americano. Y nosotros, la parte de los Coronas, le damos la parte del rock más clásico. Pero básicamente somos un grupo de rock&roll, y que ya desde que cambiamos al español, tenemos ese tinte mucho más autóctono.

–Hay un dicho por ahí que es “hacer un Corizonas”.

–Quizá tenga que ver con nuestra idea inicial: una unión meramente coyuntural de dos grupos. Y lo que empezó siendo un EP de versiones, se acabó convirtiendo en una gira que funcionó bastante bien. Somos un “supergrupo”, que es coger dos grupos con una identidad propia que funcionan de manera independiente y que deciden fusionarse. Los seguidores de Bola de dragón lo entienden muy bien, cuando tienen que luchar con un guerrero exterior, se fusionan y consiguen poderes más ilimitados.

–¿Quiénes son vuestros maestros a la hora de componer?

–Los clásicos. Nuestro primer disco está trufado de influencias de rock americano, y ahí se puede oír a Tom Petty, a Neil Young… Esas siempre han sido nuestras referencias. Pero, con el cambio de registro del idioma, empiezan a aparecer las referencias de bandas de aquí: Gabinete Caligari, los Pistones, etc. Bandas con las que hemos crecido cuando éramos unos chavales.

–¿Qué esconde ese nuevo disco que saldrá en otoño?

–Está muy determinado por todo lo que ha sido este año y medio, de inactividad en lo que tiene que ver con las giras. Nosotros hemos estado parados hasta mayo, que dimos nuestro primer concierto en San Isidro, pero componiendo. Entonces hemos estado concentrados en la parte creativa, aprovechando el tiempo. Y el disco, narrativamente, porque las letras las hace Javier Vielba, tiene mucho de nuestros deseos de lo que está por venir y de nuestras frustraciones de lo que se ha quedado por el camino.

–La pandemia os habrá afectado mucho como grupo…

–Ha repercutido, como a todo el mundo, en el plano económico, y anímicamente, es inevitable. Pero al final es un denominador común que nos afecta a todos por igual, independientemente de la actividad a la que te dediques. Pero nosotros decidimos que teníamos que estar en contacto y pasarnos ideas, aunque solo fuera por una cuestión de salud mental. Además, como todos tenemos nuestro propio estudio de grabación casero, aprovechamos para ponernos a trabajar e ir sacando cosas.

–¿Qué vamos a ver mañana en Vigo?

–El repertorio tiene las nuevas canciones que se han ido publicando, y además un adelanto del nuevo disco. Eso unido al grueso de nuestro repertorio, que al final son canciones de los tres discos. Habrá muy pocas versiones, pero una que no falla es la de Piangi con me. De hecho, hay gente que piensa que es nuestra.

Compartir el artículo

stats