Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Archivos

El origen de los 400 primeros ejemplares del 'Tirant'

Un escriba, un mercader y un librero hicieron posible la impresión de la novela de caballerías

Extracto del documento histórico.

Extracto del documento histórico.

Las bibliotecas y los archivos documentales también permiten vivir experiencias adrenalínicas, como la que vivió ayer la estudiante del Doctorado en Historia Medieval, Laura Peris, que encontró un documento único en el Arxiu del Regne de València. «Estaba buscando entre la documentación personal de un notario, Jaume Salvador, con más de mil documentos, cuando uno me llamó especialmente la atención», asegura. Era el contrato de impresión de las primeras copias del Tirant lo Blanc. El original.

Su hallazgo es realmente una «anécdota», como la propia Peris reconoce, ya que el documento ya había sido citado por el grupo de historiadores medievales Harca o por el historiador Josep Sanchis Sivera a principios de siglo. Sin embargo, la joven valenciana considera que es un documento «poco conocido» y de «gran relevancia histórica». Es por ello, que Peris decidió divulgar su hallazgo en las redes.

El documento de l'Arxiu del Regne.

En concreto, el documento especifica que Joan Cervelló, escribano del rey Fernando el Católico, Luís Bertran, un mercader muy influyente, y Pere Tranxer, uno de los libreros más destacados de la València medieval, encargan la impresión del Tirant lo Blanc a Spindeler, "maestro barcelonés de los libros de estampa» de la época y afincado en València. El librero fue el encargado de financiar todo el papel. "Aunque ya se sabía, el contrato muestra el impulso del Tirant desde las clases más influyentes. Había gente importante detrás de su publicación y distribución", explica Peris, quien además apunta que todos daban por sentado en el contrato que la obra iba a tener mucho éxito. "El documento también incluye el reparto de las ganancias, lo que da a entender que ellos saben que la obra va a venderse muy bien. Además, pedir 400 ejemplares es realmente una barbaridad para la época", señala.

Aunque todavía es más sorpresivo que obligaran por contrato al impresor a dedicarse a tiempo completo al Tirant. "Spindeler se compromete a acabar el trabajo cuanto antes. Según escribe, comenzará inmediatamente y se dedicará con exclusividad a imprimir el Tirant lo Blanc".

El impresor cobró 75 ducados por su trabajo, que duró un año. La novela se publicó el 20 de noviembre de 1490, convirtiéndose en la obra cumbre de la literatura valenciana y una de las más destacadas novelas de caballerías.

El impresor Spindeler, uno de los más reputados de la época, cobró 75 ducados por su trabajo, que duró un año. Se comprometió a trabajar únicamente en la obra para priorizar su distribución. El ‘Tirant’ se publicó finalmente el 20 de noviembre de 1490, convirtiéndose en la obra cumbre de la literatura valenciana y una de las más destacadas novelas de caballerías. La obra de Joanot Martorell fue traducida años después al castellano.

Compartir el artículo

stats