Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Håkan Nesser, el retorno del policial sueco

“La noche más oscura” indaga en una doble desaparición en el día con menos luz del año

Daba la impresión de que fallecidos Henning Mankell (1948-2015) y Stieg Larsson (1954-2004), el fenómeno de la novela negra nórdica en Europa había tocado techo. La razón era que el resto de los autores que fueron llegando a nuestras latitudes, pese a vender cantidades importantes de libros, no alcanzaban el éxito de los anteriores. Ese estilo de novela nos había llegado desde Suecia de la mano de los insuperables Maj Sjöwall y Per Wahlöö en los años sesenta, que fueron los padres literarios de Mankell y Larsson. A partir de ahí, nombres del policial nórdico, como Camila Läckberg, Jens Lapidus, Äsa Larsson, Arnaldur Indridason, Jo Nesbø, Liza Marklund, Arne Dahl, Johan Theorin o Håkan Nesser, fueron haciéndose familiares y cada editorial quiso tener a alguno en su catálogo. Sin embargo, hace unos años que ninguno brilla con luz propia en los escaparates de las librerías, como si la moda hubiese finalizado.

Håkan Nesser (1950) se dio a conocer por sus diez novelas con el comisario Van Veeteren de protagonista, que en Suecia se trasladaron a la televisión en una serie de nueve capítulos. En España se tradujeron las más conocidas, “La tosca red” (2011) y “La mujer del lunar” (2009), pero pasaron desapercibidas debido a la avalancha de novelas nórdicas editadas en aquellos momentos. Van Veeteren era un policía en la ciudad ficticia de Maardam, situada en un país también imaginario del norte de Europa. Tenía mal carácter y se deprimía por el mal tiempo, así que, viviendo en un país nórdico, su depresión era crónica. Le gustaba escuchar música clásica mientras conducía, el bádminton, masticar palillos y fumar puritos de vez en cuando. Mantenía una relación tensa con su exmujer, con la que tenía dos hijos: la mayor le había hecho abuelo y el otro estaba en la cárcel por tráfico de drogas. Era un investigador que interpretaba los gestos y señales de los sospechosos. Sin embargo, a partir de la quinta entrega, presionado por la depresión y la insatisfacción, imitará al personaje de Leonardo Padura, el teniente Mario Conde, y abandonará la policía para convertirse en librero de viejo.

Ahora, Nesser regresa a nuestras librerías con la publicación de “La noche más oscura”, traducción de la novela “Människa utan hund” (“Hombre sin perro”), de 2006. Esta fue la primera entrega de una nueva saga, con el inspector Gunnar Barbarotti como protagonista, producto de una nueva etapa en su vida, ya que Nesser había dejado Suecia y se había instalado en Nueva York y luego en Londres. A Barbarotti nos lo presentará como un policía sueco descendiente de italianos y más optimista que Van Veeteren. Un tipo que en los interrogatorios cierra el bloc de notas, introduce el bolígrafo en el bolsillo de la americana y entrelaza las manos encima de su rodilla derecha. “Se trataba de un gesto ensayado para inspirar confianza y, como siempre, sintió una ligera vergüenza al hacerlo” (p. 234). Las tramas se desarrollarán en el pueblo ficticio de Kymlinge. En “La noche más oscura”, deberá investigar la desaparición de dos personas el mismo día, que, como le trasladó su jefe, el comisario Asunander, es una “historia rara […]. ¿Una doble desaparición en el día con menos horas de luz del año? Pues sí, raro como poco” (p. 222). El caso es que, con motivo de una celebración familiar, el cumpleaños del abuelo y de su hija –ambos habían nacido el mismo día, con treinta y cinco años de diferencia–, el hijo de aquél y el hijo de ésta desaparecen sin dejar rastro. Ese será el enigma al que se enfrentará el inspector Barbarotti en una trama salpicada de guiños a los países mediterráneos.

El primero será el origen ya mencionado del protagonista, y le siguen las numerosas referencias a España y a Andalucía, considerándola la tierra emblemática por excelencia al haber tenido conviviendo a cristianos, musulmanes y judíos en un “diálogo de civilizaciones”, como diría Roger Garaudy. Situación que considera ideal y a la que hay que regresar para superar la crispación a nivel mundial, del “choque de civilizaciones” en el que vivimos, al decir de Samuel Huntington.

La noche más oscura

Håkan Nesser 

Destino, 574 páginas

20,90 euros

Compartir el artículo

stats