Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje

Una canción de amor

Ocho grandes de la música actual española graban una nueva versión de ‘Solo pienso en ti’, de Víctor Manuel | Para escribir el tema se inspiró en la relación de una pareja de discapacitados de Promi en Cabra

Mari Luz Castro y Antonio Roldán, en la actualidad. Moreno

Cuarenta y cuatro años después de que Víctor Manuel compusiera la canción Solo pienso en ti, se sigue viendo juntos de la mano por el jardín a Mari Luz Castro Jiménez y Antonio Roldán Molero. El tema que más satisfacción ha dado al cantautor asturiano, incluido en su álbum Soy un corazón tendido al sol, nació en Montilla, camino de Aguilar de la Frontera, adonde iba a dar un concierto.

Allí, en 1978, leyendo en el hotel un reportaje en Diario CÓRDOBA, medio perteneciente al grupo Prensa Ibérica al igual que este diario, de los periodistas Sebastián Cuevas y Lola Galán sobre un centro de minusválidos, como entonces se denominaba a los discapacitados intelectuales y físicos, se detuvo en la referencia que se hacía a una pareja de novios, Mari Luz Castro y Antonio Roldán, que, juntos de la mano, al finalizar su jornada laboral en el centro de Promi en Cabra paseaban por el jardín.

Ahora esta historia de amor vuelve a ser actualidad al ser grabada una nueva versión por ocho grandes de la música actual española como son Amaral, Andrés Suárez, Dani Martín, Iván Ferreiro, Jorge Drexler, Rozalén, Santi Balmes (de Love of Lesbian) y los chicos de Sidonie, que se han unido para interpretar este clásico de Víctor Manuel con el fin de rendirle tributo con motivo de su 75 cumpleaños, renunciando a los beneficios económicos del mismo para cederlos a la Fundación Promi tras su estreno el pasado 7 de julio y ya disponible en distintas plataformas digitales.

Una relación que nació tímidamente en 1977 en este centro de Promi en Cabra, al que llegaron Mari Luz y Antonio, hoy con 67 y 70 años, respectivamente, mientras ella, cuando bordaba, veía cómo se le sentaba un joven al finalizar su jornada laboral en el taller de carpintería, mostrándole muestras de cariño. 

"Se sentaba a mi lado y, poquito a poco, nació el amor", indica Mari Luz, nacida en Córdoba y criada en La Guijarrosa, con la alegría que la caracteriza mientras Antonio, con un alzheimer incipiente, la observa siempre con una sonrisa en sus labios.

Llegaron casi al mismo tiempo a este centro. Él en 1976 desde su Antequera natal y ella un año después.

La relación formal durante dos años y medio como novios tuvo un final feliz el 24 de noviembre de 1982, cuando contrajeron matrimonio en la capilla del centro, gracias al empeño y el apoyo del fundador de Promi, el doctor Juan Pérez Marín y su hermano, el "cura José", no sin antes, ante el mismo obispo de Córdoba, mostrar Mari Luz y Antonio que su amor era cierto y real "para que no hubiera problemas", apunta Mari Luz. 

Luego llegaron tres hijos, los dos más pequeños mellizos. El mayor cuenta en la actualidad con 40 años de edad y uno de los mellizos, 34, ya que el otro falleció hace unos años. Estos residen en la localidad sevillana de Gines, a donde de pequeños llegaron para quedar al cuidado de una hermana de Antonio y con quienes, en esa localidad o en la misma Cabra, se visitan con asiduidad.

La pareja de Cabra, con Víctor Manuel, tras recoger un premio en el año 2019.

Una relación como la de cualquier familia la que tienen cuando se ven y donde aún estos no echan en falta que los hayan hecho abuelos, "ya que eso es cosa de ellos", señalan Mari Luz y Antonio, que llevan una vida tranquila y relajada en Promi. Ella, participando en el aderezo y relleno de ajos o almendras en aceitunas en la sección con la que Promi cuenta. De igual forma, tomando parte en toda actividad cultural que se organiza por Celia, su monitora, sobre todo en el teatro, pues desde pequeña "he sido muy teatrera". 

Antonio, por su parte, ya jubilado, pasa parte del día con una de sus mayores aficiones, la jardinería, estando pendiente de las plantas y de los jardines en donde precisamente, en alguno de sus bancos, se sentaban ambos hace 44 años tras finalizar la jornada laboral.

Hoy, Mari Luz y Antonio, que no pueden vivir el uno sin el otro y que siguen fieles a la letra de Solo pienso en ti, se muestran muy agradecidos a Víctor Manuel, a quien de vez en cuando ven en algún acto o cuando este se acerca al centro, ya que, como ella dice, "la canción nos permitió mostrar que la gente como nosotros, con discapacidad, tenemos los mismos derechos a tener una vida como los demás".

Y es que a pesar de todos los años transcurridos desde que su historia se conociera y sirviera para visibilizarla en la España de finales de los 70 y primeros años de los 80, el amor no ha hecho más que crecer, pues Mari Luz, más habladora que Antonio, expresa muy sonriente y alegre que "nos queremos más que los hormigos", incidiendo en que tienen motivos para ser felices.

Algo en lo que coinciden con lo expresado estos días por Víctor Manuel en las redes sociales con motivo de la grabación de la nueva versión de Solo pienso en ti.

Satisfacciones  

El cantautor señala que este tema es "la canción que más satisfacciones personales me ha dado y todavía te encuentras gente que te da las gracias, porque la canción en su momento contribuyó a la visibilización de la discapacidad psíquica". 

Para ello expresa que es muy curioso que, revisando la hemeroteca y las hojas promocionales de la compañía discográfica de cuando la canción se editó en 1978, hablaban de "dos chicos con problemas, punto, nada". Esto era así "porque entonces la discapacidad no era tan visible como es ahora". 

"La historia de Mari Luz y Antonio nunca ha dejado de darme alegrías", termina Víctor Manuel, "porque son ellos los que están ahí en la canción y ellos son sus inspiradores".

Todo un corazón tendido al sol el del asturiano, como el álbum en el que se incluyó este tema y que, de alguna manera, vibró con esta gran historia de amor

Compartir el artículo

stats