Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

tinta fresca

Hernán Cortés sale en la foto

Jordi Bru ofrece en "Soldados" una experiencia inmersiva apasionante de fotografía que recrea la historia

Hernán Cortés sale en la foto

Cuerpo a tierra. Casi puedes escuchar el estampido de las armas, oler la sangre que empapa las ropas, sentir el temblor de la tierra bajo las explosiones, saborear el miedo durante el fragor del combate. "Soldados", la nueva y extraordinaria obra del fotógrafo y artista digital Jordi Bru, reconstruye con detallismo asombroso medio centenar de composiciones extremadamente realistas para que nos sintamos espectadores de excepción en varios momentos clave de la historia militar de España. Una experiencia singular que ofrece una visión inédita y a veces escalofriante de escenas que cobran vida (y muerte) de una forma nunca vista.

Fotografía e historia se engarzan en una aventura inmersiva a partir de sus protagonistas: los soldados. Cinco siglos que van desde la conquista de América hasta las misiones de paz en pleno siglo XXI. De la Noche Triste y la aventura de Hernán Cortés al cañón de Agustina de Aragón o la carga del Alcántara.

Bru ya dejó muestra de su talento en "Los Tercios" para crear fotografía de reconstrucción histórica enriquecida digitalmente con innumerables detalles que proporcionan una verosimilitud irreprochable. Las andanzas de los coraceros napoleónicos en el Madrid el 2 de mayo o los sufrimientos de los quintos en Cuba o en Marruecos son algunas de las estampas revisadas por Bru y comentadas por el historiador Daniel Aquillué.

¿Y cómo es el proceso? En palabras del propio Bru facilitadas por Desperta Ferro, "el principio de una de mis fotocomposiciones y uno de los más importantes es siempre la documentación, conocer dónde y cómo sucedieron los hechos a representar, los uniformes correctos que vestían, hasta en el más mínimo detalle. Por ejemplo, el número de regimiento en los cinturones y en el cuello de la guerrera en el siglo XIX y XX, las diferentes armas de los soldados según la época en la que nos encontramos, procuro también, en la medida de lo posible, fotografiar el paisaje real del campo de batalla, las banderas correctas según las épocas. Para ello cuento con varios asesores históricos".

Después pasamos a la fotografía: "Me desplazo a los diferentes escenarios que necesito (Holanda, Rusia, México, Francia y por supuesto toda la geografía de España) y asisto a las recreaciones históricas con el fin de fotografiar a los personajes que me hacen falta en mis composiciones. En estas recreaciones tomo instantáneas de las batallas que después utilizo, procurando no interferir demasiado con los recreadores, ya que busco la espontaneidad del momento. En otras ocasiones, organizo yo mismo la sesión de fotos y fotografío a los personajes realizando diversas acciones. Por último, toca el trabajo de composición de la imagen en mi propio ordenador. Como un pintor se enfrenta a un lienzo en blanco, yo me enfrento a mi pantalla de ordenador, también en blanco, y a mucho trabajo de edición de fotos y de retoque fotográfico". El resultado impresiona.

Compartir el artículo

stats