Con llingua propia

Una distopía asturiana

«L’aire irrespirable» ye una novela áxil, pero fálta-y definición nes distintes voces

.

. / .

Marta Mori

Sieglu XXXI. Les sociedaes humanes sobrevivientes a la contaminación del planeta agrúpense en ciudaes-estáu qu’exercen un poder colonial absolutu sobre delles ciudaes históriques que-yos proporcionen mano d’obra esclavo. De lo qu’antaño fuera Asturies, queda una ciudá-estáu, Villaviciosa, qu’abelluga, baxo la so cúpula xigantesca, a un piñu de families aristocrátiques que tienen sometíos a los habitantes de la cercana Xixón, onde l’aire ye «irrespirable». Ente ún y otru llugar, álzase la cúpula mucho más vieya y defectuosa d’Esterna, el barriu de los arribistes, onde se faen los negocios y onde vive la xente que trabaya pa l’aristocracia: policía, traficantes de tou tipu, sirvientes de confianza y un númberu nada despreciable d’espíes qu’operen a les órdenes d’un dictador, el Padre, o d’otres ciudaes-estáu, como Hamburgo o Moscú…

Como asocede davezu na narrativa fantástica y de ciencia-ficción, la topografía descrita enzarra una alegoría. Los llugares mencionaos representen distintos elementos d’una sociedá estamental que, como en «Los xuegos de la fame», convive históricamente con una tecnoloxía avanzada que ta en manes d’unos pocos. Nesti contestu, la pertenencia a un llugar equipárase a la posesión d’una identidá de clase casi inamovible, lo que-y da al rellatu una dimensión política.

L’escenariu preparáu por Nel Morán en «L’aire irrespirable» recuerda, pola ambientación futurista y los chisgos a Asturies, a la memorable «Blugás» d’Adolfo Camilo Díaz. La inxerción de rasgos bien reconocibles como la sidra, la danza prima, l’«Asturies, patria querida» o los fugaos revela la intención de crear una novela asturiana, non solo nel sentíu llingüísticu, sinón tamién nes referencies culturales. El plantegamientu, que vien siendo tratáu por escritores y crítica dende los años ochenta del sieglu XX, llévanos una vez más a preguntanos si la incorporación de la lliteratura de xéneru al sistema lliterariu tien que facese al traviés de referentes autóctonos, siguiendo l’exemplu d’autores como Xulio Arbesú, Sidoro Villa o’l propiu Adolfo Camilo Díaz, o si, pelo contrario, basta con escribir n’asturianu, como ta faciendo, con bastante fortuna internacional, Blanca Fernández Quintana.

La respuesta, si ye qu’hai una namás, seique pue encontrase na escritura d’un autor mozu, como Xaime Martínez, qu’al asitiar les sos producciones nel «Imperiu asturianu», fai un usu irónicu y conscientemente míticu de les referencies culturales. Nun ye’l casu de «L’aire irrespirable», onde los estereotipos sobre lo asturiano se sumen a otros estereotipos, como la condición inocente, cariñosa y familiar de la protagonista femenina, que, a pesar de la superdotación y el calter políticamente comprometíu, paez poner al mesmu nivel la lliberación de los siervos de Xixón y l’amor que siente pola familia y pol mozu, una mestura de valores difícil d’atopar fuera de les series p’adolescentes o del imaxinariu artísticu que concibe a les muyeres como seres fundamentalmente afectivos.

«L’aire irrespirable» ye, a pesar de too, una novela áxil y entretenida, qu’amás guarda más d’una sorpresa. La trama na que la protagonista, Amor, se ve llevada, gracies al dominiu de la tecnoloxía que tien, a enfrentase al sistema, mientres ta trabayando como «escritora negra», tien intercalada una novelina d’espíes qu’atropa tolos rasgos del xéneru más algún otru de les películes d’acción actuales: persecuciones, violencia, sexu, axentes dobles, llocalizaciones suntuoses, chigres decadentes, más sexu (violentu)… El desarrollu de la trama d’esta segunda novela aumenta de forma considerable la tensión narrativa, al mesmu tiempu que completa’l conocimientu (bien necesariu, pola rapidez cola que se soceden los acontecimientos) del universu de la ficción. De fechu, dambos mundos tán interrellacionaos gracies a los avances tecnolóxicos desarrollaos pola protagonista con ayuda d’un familiar, d’un mou que nun queda desveláu dafechu hasta que nun se produz el desenllaz de dambes noveles.

«L’aire irrespirable» tien les blimes pa una novela d’acción curiosa. Con too, échase en falta una definición mayor de les distintes voces –les de los dos narradores y les de los personaxes qu’intervienen nos diálogos–, demasiao iguales na espresión chanciera y coloquial, y una revisión de delles faltes que bien se podíen evitar.

Cubierta Laire irrespirable 800x1289

. / .

L’aire irrespirable

Nel Morán 

Impronta, 221 páxines, 17 euros

 Cola ayuda del Gobiernu del Principáu d’Asturies

Suscríbete para seguir leyendo