01 de abril de 2008
01.04.2008
 

Un puesto clave bien cubierto

01.04.2008 | 02:00
Un puesto clave bien cubierto

Un viejo amigo, profundo conocedor de los entresijos del fútbol, sostenía que Juan Carlos Ablanedo garantizaba la permanencia del Sporting en Primera. Lo demás, una buena clasificación o incluso la UEFA, dependía de lo que hiciera el resto del equipo. Juan Carlos Ablanedo ahora pasa las horas en su despacho de la calle de Munuza mientras que la portería del Sporting la ocupa Roberto. Viene el recuerdo del gran portero por el excelente partido que hizo Roberto en el venerable Balaídos. El punto es del equipo, pero su participación en él fue más alta que la de cualquier compañero. Es bueno que cuando llega el tramo definitivo de la pelea por el ascenso que no se puede escapar el portero rojiblanco esté en un buen momento de forma, serenidad y oficio. Los buenos equipos comienzan por una portería de garantías, las que ofrece el actual ocupante de un sitio que, por lo general, siempre estuvo bien ocupado. Cuando el rival llega con posibilidades de marcar y se encuentra con el guardameta, estupendo porque pierde confianza y el equipo salvado por el portero crece en la aspiración de sumar.

Algo de esto, sin duda, le ocurrió el domingo a un Sporting que, al revés que sus rivales, no está fallando en el momento crucial de la temporada. De nada sirve ahora acordarse de los puntos que se han ido del bondadoso Molinón. Lo que queda es prepararse para no perder ni uno más y sumar los necesarios fuera. El calendario, que se ofrece en otra página, demuestra que, en principio, no hay demasiados rivales que asusten, quizá con la excepción del ahora dubitativo Málaga del gijonés Muñiz.


Media tarde del lunes en los jardines del bien y del mal. El amable lector de Bimenes acude con puntualidad británica a su cita telefónica. Anuncia su intención de terminar con la autosuspensión de militancia en Castellón, penúltima cita liguera, siempre que haga falta el aliento para alcanzar el objetivo que ya es irrenunciable. A la espera queda. Del encuentro del domingo se queda, además de la gran actuación de Roberto, con la recuperación de Canella, que hizo, según él, un encuentro muy sólido. Y, como siempre, sacó su lado crítico para interesarse por las razones por las que el uniforme fue el rojo completo, cuando el rojiblanco no era incompatible con el celeste de los locales. Serán cosas del marketing.


Comienza abril, lo que significa que en dos meses y medio la cuestión estará resuelta. Por lo pronto, un puesto clave de los rojiblancos está cubierto con todo tipo de garantías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine