02 de abril de 2008
02.04.2008
 

Mosley aguanta el tipo

El presidente de la FIA no dimite y denuncia un «ataque personal deliberado y calculado» tras difundirse imágenes suyas durante una orgía de carácter nazi

02.04.2008 | 02:00
Max Mosley, a la izquierda, saluda al responsable de McLaren, Ron Dennis, en el Gran Premio de Bélgica del año pasado.

Londres

Max Mosley no dimitirá. El presidente de la FIA se hace fuerte ante la adversidad y anuncia su compromiso total con la Federación Internacional de Automovilismo, envuelto en un mar de críticas y peticiones de dimisión tras difundirse las imágenes de una orgía en la que participaba, junto a cinco prostitutas, en un encuentro de carácter sado nazi. El británico se dirigió por carta a los miembros de la FIA y pidió disculpas por la vergüenza que pudieran haber causado unas imágenes difundidas por el dominical «News of the World» que, puntualizó, se refieren a aspectos de su vida privada. Reveló que su intimidad es objeto de investigación desde hace tiempo y lamentó que, además de la «vergonzosa» actitud en que había sido retratado, un periódico lo haya difundido revistiéndolo de reminiscencias nazis «totalmente falsas».


Según el diario alemán «Die Welt», Mosley seguirá en el cargo pese a la difusión del vídeo de contenido sexual en el que participa. Según el periódico, el dirigente no desmiente su participación en la escena sexual y manifiesta su intención de seguir al frente de la dirección del automovilismo mundial. Además, alude a una «operación encubierta» contra su persona. Entre sus explicaciones, Mosley añade que no existieron connotaciones nazis en su comportamiento, pese a las vestimentas y actitudes que así los hacían intuir.

El presidente de la FIA explica en su carta que según una fuente de «alto nivel y muy cercana a la Policía británica y a los servicios secretos» pudo saber de la existencia de una investigación sobre su vida privada y su pasado de la que desconoce los motivos, así como quiénes la encargaron. «Desgraciadamente», se dirige Mosley a los miembros de la FIA, «ahora conocéis el resultado de la investigación y lamento si os ha avergonzado. No contento con publicar información altamente privada y personal, cuando menos vergonzosa, un tabloide ha publicado la historia con el añadido de un tipo de connotaciones nazis en el asunto que son totalmente falsas».

«En la mayoría de países», prosigue Mosley en su carta, «publicar detalles de la vida privada de las personas sin una buena razón y sin su consentimiento va contra la ley. La publicación de "News of the World" es una invasión de mi intimidad, así que tengo la intención de tomar las medidas legales que procedan contra el periódico, tanto en Gran Bretaña como en otras jurisdicciones». Pese a que algunas voces aconsejan a Mosley dejar correr el asunto para evitar una mayor propagación, el presidente de la FIA asegura que ha recibido numerosos apoyos para que continúe firme con el fin de aclarar la polémica. «He recibido muchos mensajes de apoyo afirmando que mi vida privada no es relevante para mi trabajo y que debo continuar en mi puesto», escribe Mosley. «Ahora debo dedicar un tiempo a aclarar esto en la opinión pública, pero, sobre todo, necesito reparar el daño causado a mi familia, que son las víctimas inocentes de este deliberado y calculado ataque personal». Por último, Mosley, en su única comunicación hasta el momento, asegura a los miembros de la FIA que pueden estar seguros de que «no permitiré que este asunto dificulte mi compromiso de trabajo con la FIA».


Aunque tenía previsto acudir a Bahrein, toma fuerza la opción de que renuncie al Gran Premio de este fin de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes