04 de abril de 2008
04.04.2008
 

Otra defensa inédita

El Oviedo se verá obligado a cambiar la zaga, por enésima vez en la temporada, para recibir mañana al Ceares en el Carlos Tartiere

04.04.2008 | 02:00
El juvenil Nico, en primer término, con Cervero y Mario Prieto, detrás, en el entrenamiento de ayer en El Requexón.

Oviedo, José PALACIO

El Oviedo afrontará el partido de mañana ante el Ceares con una defensa inédita. Por enésima vez en lo que va de temporada, el técnico azul, Lobo Carrasco, se verá obligado a introducir cambios en la zaga, la línea del equipo más afectada en lo que va de temporada por las lesiones y sanciones.


En esta ocasión, la sanción de dos partidos de Bravo, expulsado el pasado domingo ante el Condal, y la lesión de Meijide, con una sobrecarga en el sóleo de su pierna derecha, propiciarán, a tenor de lo ensayado por el técnico en el partido de entrenamiento del miércoles, que la pareja para el centro de la zaga sea Lucas Iglesias y Mario Prieto, con José Luis y Lasarte en los laterales. La otra posibilidad es la de retrasar la posición de Falo, solución a la que el técnico ya recurrió en más de una ocasión.


El puesto de central ha sido el que más quebraderos le ha dado a Carrasco desde que comenzó la temporada. La Liga la iniciaron Carmona y Meijide, pero los cambios se iniciaron pronto, con la primera lesión de Carmona, en el quinto partido de la competición, lo que le obligó a trasladar a Lucas Iglesias desde el lateral al centro de la zaga.


En el partido ante el Llanes, las lesiones de Lucas Iglesias y Meijide hicieron que el centro de la defensa fuese ocupado por Carmona y el jugador del Vetusta Adrián, siendo ése, hasta el momento, su único partido con el primer equipo. Al siguiente encuentro, ante el Condal, se recuperó Meijide, pero se cayó Carmona, con lo que Carrasco optó por retrasar por primera vez la posición de Falo.


La situación en la zona central de la defensa se agravó con la larga lesión de Carmona, ausente ya desde el último partido de la primera vuelta ante el Tapia, aunque el fichaje de Bravo en el mercado invernal palió la ausencia del extremeño. Sin embargo, Bravo se lesionó tras jugar su primer partido con el Oviedo, ante el Cudillero, y se perdió los tres siguientes, con lo que Falo tuvo que pasar de nuevo al centro de la zaga ante el Colloto.


La recuperación de Bravo hizo que el malagueño formase pareja con Meijide en los siguientes partidos hasta la lesión del uruguayo. Su puesto en los cuatro partidos en los que estuvo ausente fue ocupado por Lucas Iglesias. Ahora, con las ausencias de Bravo y Meijide, un puesto seguro será para Lucas Iglesias, mientras que el otro será ocupado por Falo o Mario Prieto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine