28 de abril de 2008
28.04.2008
 

El gol del año para estar más cerca

28.04.2008 | 02:00
El gol del año para estar más cerca

Si el ascenso, según aseguran los más preclaros analistas de la situación, está en setenta puntos, al Sporting le quedan por hacer doce. Cuatro victorias en los siete partidos que quedan por disputarse en la Segunda División. Cuatro victorias en casa, que son los partidos a jugar en el bondadoso Molinón. La imponente gambeta de Diego Castro, quien por un momento pareció haber nacido en el barrio de Boca (Buenos Aires) y no a la orilla de la ría de Pontevedra, dispara al Sporting hacia Primera. Porque el de ayer tarde era de esos partidos que un equipo tiene que ganar para que no queden dudas. El sábado había ganado la Real en Málaga y Juanma Lillo había podido cumplir su sueño de dormir en ascenso. Claro que cuando hay que dormir en ascenso es en la noche del domingo, no en la del sábado. El Sporting, gracias al gol del año, obra del siempre bien ponderado Diego Castro, vuelve a su posición natural, obliga a los vascos a no cometer ni un solo error, deja al Elche sin opciones y se acerca al Málaga de Muñiz en una maniobra de aproximación impecable.


Minutos antes de que comenzara el partido se olía que la tarde estaba siendo grande. Nadal destrozaba a Federer en los dominios de Carolina, Estefanía y Alberto, y Alejandro Valverde se subía al podio de Lieja. Estaba claro que era una tarde para grandes.


El de Cádiz no fue, ni mucho menos, el mejor partido posible de este Sporting que huele a Primera. Los locales salieron con el bote de cera en las botas y algunos de los rojos no quisieron quedarse atrás. Pero las cosas se fueron calmando y se fue viendo que los vientos están siendo favorables. Cuando el Cádiz, al comienzo del segundo tiempo, se quedó con uno menos ya no existieron dudas de que el partido tenía que ser gijonés. Y lo fue cuando Diego Castro sacó la magia con un túnel que no fue el de Carbayín, sino el del Negrón; que el del Negrón, el Eurotúnel. Desbordados dos defensas amarillos, el remate impecable, imposible para un sólido Contreras. Hasta el final, ocasiones, expulsión de Cámara, cambios en todas las líneas y algún agobio, que nadie dijo que vaya a ser fácil nada de lo que resta. Veintiún puntos en juego, cuatro partidos en casa y tres fuera. Si hay que llegar a los setenta puntos, quedan por agarrar doce, los de casa, al amparo de una afición que ya prepara la fiesta. Una fiesta que está más cerca gracias a un gallego de la ría de Pontevedra que ayer en Cádiz se vistió de gambeteador argentino y que marcó el mejor gol del año para que su equipo duerma en ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine