03 de mayo de 2008
03.05.2008
 
El club rojiblanco, en la apasionante recta final

Tintes de tarde histórica Gran ambiente en Mareo

El Sporting disputa la primera gran final hacia al ascenso en un Molinón que rozará el lleno y frente a un Granada 74 cargado de bajas

03.05.2008 | 02:00

El puente festivo, la mañana primaveral que ayer disfrutó Gijón y las posibilidades de ascenso del Sporting a falta de siete jornadas para que finalice la Liga se conjugaron ayer en Mareo y dieron como resultado un entrenamiento al que acudió un nutrido grupo de aficionados. Destacó especialmente la presencia de niños -como se aprecia en la imagen-, y que se convirtieron en protagonistas cuando, al finalizar la sesión preparatoria, solicitaron la presencia de la práctica totalidad de la plantilla rojiblanca para fotografiarse y conseguir autógrafos.

Gijón, Eloy MÉNDEZ

Con el viento a favor. Así recibe hoy el Sporting al Granada 74 en un Molinón que se prepara para vivir una de las tardes más vibrantes desde el descenso del equipo a Segunda División hace ya una década. Los de Manolo Preciado llegan al encuentro tras su victoria en Cádiz y con tan sólo una derrota en los últimos once partidos, unos números que reflejan el buen momento con el que los rojiblancos afrontan la recta final de una competición que les puede devolver a la máxima categoría en poco más de mes y medio. Para ello deberán frenar a un rival que llega cargado de bajas, no gana un partido desde hace siete y es el peor equipo de la categoría en la segunda vuelta. Pero es uno de los pocos que ha sido capaz de doblegar a los gijoneses dos veces esta temporada, uno en Liga y otro en Copa, ambos por un gol a cero. Por su parte, los rojiblancos intentarán huir de la presión de saberse terceros, dos puntos por encima de la Real Sociedad y tres por debajo del Málaga, ante unos veinticinco mil espectadores.


Para el partido de esta tarde, Manolo Preciado podrá contar con su once predilecto, es decir, el que saltó al Ramón de Carranza hace una semana con la excepción de Raúl Cámara, que será sustituido en el lateral izquierdo por Roberto Canella, recuperado de sus problemas en la espalda. En el partidillo del miércoles, Preciado dejó claro que en la punta de ataque Mate Bilic ha hecho valer sus galones a base de goles y no se prevén cambios significativos tampoco en las bandas, con Pedro por la derecha y Diego Castro por la izquierda.


En una situación muy diferente se encuentra Marcos Alonso, que se verá obligado a alinear a una defensa de circunstancias, pese a que la recuperación in extremis de Martí Crespí le permitirá mantener cierto peso en el centro de la zaga. Su pareja será Fragoso, que sustituye a Cristian Díaz, de baja por acumulación de tarjetas. En el lateral zurdo jugará Ruz.


El Granada 74, que visita por primera vez en su historia el estadio gijonés, está inmerso en la lucha por amarrar la permanencia después de haber completado una más que aceptable primera vuelta, pero que no encontró continuidad en la segunda mitad del campeonato. Por eso, los granadinos no son sospechosos de llegar a Gijón con extras a la victoria más allá de los tres puntos en litigio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes