04 de mayo de 2008
04.05.2008

La senda de Mínguez

04.05.2008 | 02:00

En el ciclismo actual no es normal en una carrera por etapas ver entrar en meta a cinco corredores y que cuatro sean de un mismo equipo como fue ayer en Gijón. Hace falta remontarnos a un cuarto de siglo para ver algo similar y resulta que fue en el mismo escenario de ayer: en la subida a San Martín de Huerces para llegar a Gijón. Esa senda la abrió el director Javier Mínguez con su equipo Zor-Vereco cuando venían de correr en el Giro de Italia. Aprovechaban la primera etapa de la Vuelta a Asturias, que solía ser a los tres días de acabar en Milán, para destrozar y sentenciar la carrera.

En 1983 ya habían hecho la selección de siete corredores del mismo equipo en Huerces cuando en el descenso se pegó un golpe terrible Alberto Fernández y se tuvo que ir al hospital. Pero los discípulos de Mínguez arrasaron en Gijón y la Vuelta la coparon con el podio formado por el asturiano Pedro Muñoz, acompañado de sus compañeros Álvaro Pino y Faustino Rupérez. También adelante habían entrado Chozas y Alfonsel, que eran del mismo equipo. Antes, había hecho un trabajo excepcional de tirar hasta el pie del puerto el gregario de lujo José Luis Cerrón.


Ayer, Manuel Zeferino, técnico y ex ciclista veterano portugués que aún subió Huerces en bicicleta en el día de descanso con los cuatro protagonistas de ayer, Vicioso, Tondo, Pires y Tino Zaballa, comentó que le recordaron esas hazañas del conjunto de Mínguez. Diseñó una táctica igual y mejor no le pudo salir. De hecho, eliminó prácticamente para la Vuelta a todos los rivales, salvo a Garzelli. En el primer día y de una tacada como hizo el astuto Mínguez. Luego, el técnico vallisoletano ya lo repitió más veces en Asturias al tener un bloque más en forma.


La realidad es que para la carrera hubiera sido mejor que Koldo Gil no sufriera calambres y hubiese llegado con los mejores a Gijón, porque la balanza estaría más equilibrada Ahora, son cuatro discípulos de Zeferino frente a Garzelli, con Koldo era un rival más. Además, también tendrían enfrente a dos equipos arropándoles. A ver qué pasa en la crono de hoy. Lo mejor sería que Tondo se pusiera de líder para que tuvieran que defenderlo y a la vez casi contraatacar para intentar sorprender al italiano. Con Garzelli de amarillo sería más fácil destrozar a su equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine