07 de mayo de 2008
07.05.2008

Se abre la brecha

07.05.2008 | 02:00

«National Geographic» certificaba, en su último número, que el bienestar es privilegio de una minoría y que, más grave aún, la brecha existente entre pobres y ricos se sigue ampliando. El fútbol, referente de la globalización más moderna, no podía quedarse ajeno a la triste realidad y sigue ese camino, no apto para las dudas, observando imperturbable cómo la brecha entre clubes ricos y modestos se abre cada vez más en todas las competiciones del mundo. Con el agravante de exigirles a ambos la misma responsabilidad cuando ponen sus armas sobre el terreno de juego. En la Liga española, por ejemplo, Real Madrid o Barcelona, incluso Valencia, Atlético, compiten con compañeros de clase como Getafe, Valladolid o Recreativo, que no tienen nada que ver con sus balances. Y a estos equipos , que están en la otra orilla, se les exige, cuando llega el día D, los mismos objetivos. Si en julio- agosto las diferencias sólo aparecen en los números, en mayo- junio son realidades difíciles de asumir reflejadas en plantilla, socios, estadio y un largo etcétera. En los segundos, con la espada de Damocles siempre sobre sus intenciones, se puede acabar en tragedia griega con desenlace latino. En el caso de los primeros -los poderosos-, los que no coqueteen con el descenso, sus argumentos económicos son un motivo para crecer y crear el enésimo proyecto. A unos, la deuda les ayuda a ser más grandes, pero a los otros les ahoga por las calles de ciudades en busca de responsables ávidos de respuestas que nadie encuentra hasta la vuelta al nuevo curso. Aunque el colegio siga desigual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine