09 de mayo de 2008
09.05.2008
 

«En el fútbol apenas se investiga el dopaje»

«Muchos padres son capaces de cualquier cosa con tal de que sus hijos deportistas lleguen lejos»

09.05.2008 | 02:00

Gijón, Eloy MÉNDEZ

La Escuela Universitaria Jovellanos acogió ayer la primera jornada del III Congreso sobre economía del deporte, que organiza, entre otros, el catedrático de la Universidad de Oviedo y ex presidente del Sporting Plácido Rodríguez. La sesión giró en torno a los peligros a los que debe hacer frente el deporte profesional, con especial atención al tema del dopaje. Bernd Frick, profesor de la Universidad alemana de Paderborn y uno de los ponentes del congreso, alertó sobre el poco control que existe en determinados deportes con respecto a las sustancias dopantes.


-¿Qué cualidades del deportista son las que habitualmente más se estimulan ilegalmente?


-La droga más nueva y más usada en los deportes de resistencia como el ciclismo, la maratón u otros parecidos es la EPO. La EPO puede mejorar tu fuerza física entre un tres y un cinco por ciento. Esto supondría pasar de ser el noventa del ranking mundial de maratón al doce. Y esto supone, en términos de salario anual, entre cien mil y ciento cincuenta mil euros al año. Así pues, la tentación para doparse es enorme.


-El ciclismo cría la fama, pero ¿cuáles son los deportes más afectados por el dopaje?


-El ciclismo es un ejemplo notable, pero otros como la halterofilia son incluso peor. También ocurre mucho en el atletismo.


-En la actualidad, ¿se cuentan con los medios necesarios para luchar contra el dopaje?


-En la actualidad, hay treinta laboratorios certificados para luchar contra el dopaje en todo el mundo. Pero hay que tener en cuenta que los deportistas siempre están por delante de los médicos, porque ellos tienen sus propios médicos y químicos que les aconsejan qué sustancias tomar y cuáles para evitar que se note que han tomado esas sustancias. Cuando se hacen las estadísticas oficiales de dopaje sólo un uno por ciento de los deportistas reconoce que toman sustancias. Pero cuando hablas con ellos y les garantizas el anonimato, sale que entre un cincuenta y un sesenta por ciento.


-¿Puede el deportista oponerse a su médico para evitar el dopaje?


-Voy a poner un ejemplo personal. Mi hijo de 9 años juega al fútbol y muchos de los padres de los niños que juegan con mi hijo estarían dispuestos a hacer lo que fuera con tal de que sus hijos deportistas llegaran lejos. No sólo influyen los médicos y los químicos, sino el entorno familiar es el que muchas veces empuja al deportista hace el dopaje.


-A pocos meses de los Juegos Olímpicos, ¿qué medidas están previstas al respecto?


-Se tomarán medidas, pero no se han hecho públicas para evitar que los deportistas las eviten. En Sidney 2000 ocurrió lo mismo.


-En el fútbol, ¿existe el suficiente control contra el dopaje?


-Absolutamente no. Apenas se lucha porque sería algo catastrófico para todo el sistema. Puede que no haya nadie que realmente quiera saber lo que pasa en el fútbol con el dopaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine