Gijón, J. E. CIMA

Los 36 partidos de Liga que disputaron Sporting y Madrid en El Molinón siempre tuvieron mucho ambiente y mucha emoción por la calidad de los jugadores que competían. Pero también tuvieron algunos incidentes. Por ejemplo que una patada de Santillana obligara a retirarse del fútbol a los 29 años al capitán rojiblanco José Manuel al quedarle la rodilla destrozada. Eso sucedió un 9 de octubre de 1977, en la sexta jornada de Liga, cuando, a los 14 minutos del segundo tiempo, José Manuel, que hacía de central en ese partido, avanzó con el balón y al pasar el centro del campo sufrió un choque con Santillana y cayó al suelo. El delantero centro merengue luego le pisó en la rodilla descaradamente, según cuenta José Vicente Piñera en la información de LA NUEVA ESPAÑA, y tuvo que salir ya del campo en camilla, entre grandes gestos de dolor. Momentos antes, también Santillana había lesionado a Redondo de un taconazo. A José Manuel le operaron los médicos del Real Madrid y la rehabilitación fue interminable y dolorosa.

Se preparó con ilusión para la siguiente pretemporada, pero durante la concentración en el parador de Fuentes de Carrión no le respondía bien la pierna. El técnico Vicente Miera le aconsejó que era mejor que dejara el fútbol porque algo así le obligó también a él a abandonar. El capitán aceptó con gran resignación esa decisión porque «Miera me comentaba que se exigía el máximo nivel y que no podría darlo. Entonces ya venía jugando minutos Maceda y lo hacía fenomenal», aseguraba el centrocampista que se estaba adaptando a central durante una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA en enero de 2008, medio año antes de su muerte, durante un repaso que dio a su vida.

José Manuel comentaba en esas declaraciones que sus grandes tristezas deportivas fueron «el año del descenso por no estar mentalizados para jugar en Segunda; el no haber ganado al menos una final de la Copa del Rey y tener que retirarse porque tenía la rodilla abrasada. Me cayó Santillana encima y me rompió la rodilla, todos los ligamentos cruzados y el menisco. Tampoco tenía ya el otro menisco debido a un taco que me metió un día Amancio. Así que esta lesión fue muy dura y todo se complicó. Dejar el fútbol a los 29 años, cuando me veía tan bien, fue muy duro».

El Sporting jugó inicialmente con Castro; Killer, Redondo, José Manuel, Cundi; Urbano, Ciriaco, Uría; Abel, Quini y Ferrero. Tras la lesión de José Manuel (min 59), entró Tati Valdés, que hizo de central, y por Redondo entró en el mismo minuto Mesa. El Madrid compitió con García Remón; San José, Sol, Pirri, Camacho; Guerini, Del Bosque, Wolf; Juanito, Santillana y Jensen. El 0-2 en esa noche en El Molinón fue obra de Juanito y Santillana.