23 de julio de 2009
23.07.2009
 

Obligados por la historia

El delantero Miguel canaliza el sentimiento de la plantilla al destacar que ya «sólo por el nombre» el equipo debe estar en los puestos altos

23.07.2009 | 02:00
Miguel, con Dani Hedrera detrás, realizando un ejercicio en el entrenamiento de ayer. De espaldas, Invernón y Jandro.

Oviedo, Elena CASERO

Los jugadores azules están encantados de haberse conocido. Los recién llegados ya se han integrado completamente en el grupo y se han involucrado totalmente con la historia del club. El delantero Miguel se muestra muy contento de la plantilla oviedista de este año, destacando su gran calidad, y no duda de que el objetivo es pelear por el ascenso. «Estamos en un club muy importante, que únicamente por su nombre debería estar este año en los puestos de arriba», comenta Miguel, quien después de tres días de pretemporada aprecia el buen trabajo que se está realizando en el club. «Se están haciendo bien las cosas, y es algo que vamos a tener que demostrar en el campo, dar lo máximo para poder estar en los puestos de play- off, que es nuestro objetivo», sentencia.


La sesión de ayer por la mañana comenzó, como viene siendo habitual desde la pasada campaña, con una larga charla del técnico, Raúl González, que se prolongó durante más de 40 minutos. Una vez finalizada, los jugadores -a excepción de Rubén González y Gonzalo, que acudieron a la clínica- realizaron carrera continua acompañados por el preparador físico Fredy Valdés, y posteriormente dedicaron unos minutos a realizar diferentes series de ejercicios con el balón. Como punto y final a la sesión, los futbolistas se dividieron en tres grupos y disputaron un partidillo de entrenamiento bajo la atenta mirada de su compañero, Rubén González, que estuvo ejercitando su tobillo junto al fisioterapeuta. El otro «tocado» del grupo, el central Gonzalo, aseguró que sus ausencias en la sesión del martes por la tarde y de ayer miércoles fueron sobre todo «por precaución», ya que tiene inflamada una rodilla, «aunque ya tengo ganas de volver a ejercitarme con mis compañeros, no quiero perderme más entrenamientos», confesó el burgalés. El comenzar la temporada con una plantilla en excelente estado de forma supone una gran garantía de cara a afrontar la próxima temporada en Segunda B, además de servir a los jugadores para hacerse con un puesto en el once titular, algo por lo que están peleando y que comienza a palparse en los entrenamientos. Como señala Sergio Villanueva, «debemos trabajar duro para ganarnos la confianza del entrenador, porque la competencia va a ser muy dura». Lo que también salta a la vista es el buen ambiente que reina entre todos los futbolistas. «El grupo es muy bueno, y ya estamos haciendo piña», comenta Villanueva, «los nuevos ya están adaptados y están encantados». En cuanto a la dureza de las sesiones, especialmente las vespertinas, más centradas en el trabajo físico, el mierense reconoce que quizás sea «lo que menos guste a un futbolista, pero es necesario coger gasolina porque nos espera un año duro».


La primera prueba será el 5 de agosto contra el Racing en el Tartiere, un encuentro que servirá para presentar al equipo a los aficionados, además de ser el punto de partida de una serie de amistosos que los azules disputarán ante la Cultural Leonesa, el Zamora, el Mirandés y el Marino, entre otros, y que les servirá de preparación para el encuentro de Copa que los azules disputarán el 26 de agosto en Madrid ante el Alcalá. Cuatro días después el Oviedo se estrenará en Liga ante el Toledo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine