24 de julio de 2009
24.07.2009

El renacimiento asturiano del rey del Tour

El doctor Zubizarreta salvó la vida de Contador el 12 de mayo de 2004

24.07.2009 | 02:00
El doctor Santiago Zubizarreta, con Alberto Contador, en Laviana, hace un año.

Gijón, J. E. CIMA

Alberto Contador nació el 6 de diciembre 1982, pero desde el 12 mayo de 2004 celebra otro aniversario. Se disputaba la primera etapa de la Vuelta a Asturias entre Oviedo y Llanes cuando, a la entrada de Infiesto, el ciclista, por entonces en el Liberty, cayó al suelo y estuvo a punto de morirse entre convulsiones. La rápida intervención del doctor asturiano Santiago Zubizarreta evitó un desenlace fatal. Fue internado en el Hospital Central de Asturias donde se le encontró un cavernoma cerebral del que fue intervenido después en Madrid.


Santiago Zubizarreta está de vacaciones en Menorca, pero sigue el Tour y muy en especial la carrera de Contador, que ayer ratificó en la crono su autoridad para conquistar el domingo su segundo reinado. El doctor ovetense explica: «Es el número uno, con diferencia. Me gustó mucho su ataque triunfal en Arcalís (Andorra), luego en Verbiers y ahora en la crono. No tiene rival: ni dentro del Astana, ni fuera».


De tanta polémica entre Armstrong y Contador, según el médico, creía que «era algo de publicidad de la prensa, pero luego se notó que había diferencias. Pero me gustó el gesto de Lance de reconocer que Alberto era el mejor. Esto honra a un campeón como el americano. Me alegro mucho por este nuevo triunfo de Contador porque de aquel accidente en Asturias en 2004, con tardar tres minutos más en llegar, las lesiones hubieran sido irreversibles. Una operación en el cerebro, como la que padeció luego, es siempre grave y complicada, pero se recuperó muy bien, como prueba la autoridad con que triunfa». Zubizarreta quita importancia a su intervención sobre el asfalto porque «es nuestra obligación. La clave fue que el servicio médico estaba bien colocado en carrera y la atención fue muy rápida. Fue decisivo para salvarle la vida porque tenía fuertes convulsiones».


Hace un año LA NUEVA ESPAÑA facilitó una reunión del doctor y el ciclista, que estaba reconociendo la etapa del Angliru con vistas a la Vuelta a España que luego ganó el de Pinto. Zubizarreta explica: «Alberto me invitó a una cena en el restaurante Canzana (Laviana) y se mostró como una persona muy agradecida y humilde. Sentó a mi hijo Santiago a su lado y nos trató de maravilla, aunque es tímido. Nos ayudó mucho también Benjamín Noval en esa cita, que tanto para mí como para mi hijo es inolvidable y es un gesto de gran campeón. Desde aquel accidente de 2004 siempre le sigues más. Alberto cada año crece más como ciclista y nos da muchas alegrías».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes