01 de mayo de 2010
01.05.2010

Enorme Mou

n El portugués manejó a su antojo el partido ante el Barça, en lo ambiental y en el planteamiento táctico

01.05.2010 | 02:00
Mourinho celebra el pase del Inter.

A diferencia del Madrid, que pese a la masiva presencia de estrellas que pueblan su galaxia ha sido tradicionalmente un equipo de hábitos testiculares, el Barça desde los tiempos de Kubala ha optado por un modelo más cerebral. Esa tendencia se ha agudizado en las últimas décadas, con la llegada de Johan Cruyff al Camp Nou, primero como jugador y después como entrenador, mientras que en el Madrid su actual supernova, Cristiano Ronaldo, además de un icono sexual, despliega sus recursos técnicos a base de subidones de testosterona. Por eso, cuando tras el partido de Milán el Barça y su entorno comenzaron a apelar a la heroica para tumbar al Inter, la eliminatoria se fue decantando a favor de los italianos en la misma proporción en la que el ecosistema azulgrana se desnaturalizaba. Un maestro en la materia como José Mourinho se sintió encantado en ese contexto y aceptó el reto de poner el partido a contrapelo, como le gustaba ya al Inter de Helenio Herrera, que tiene en su sucesor portugués a su mejor émulo. Se cuenta que antes de una reñida eliminatoria copera la afición del Betis afinaba las gargantas para abroncar a los jugadores del Barça cuando saltaran al campo de Heliópolis. Conocedor de lo que les aguardaba a sus futbolistas, HH se dio una vuelta alrededor del césped y dejó resecas las fauces de la grada. Para cuando compareció el Barça en el campo, las huestes verdiblancas estaban ya sin aliento y la pitada fue imperceptible. HH la había acaparado en beneficio de sus jugadores.


La otra noche Mou manejó el partido a su antojo, tanto en el aspecto ambiental como en el planteamiento táctico. Consciente de que, salvo en la igualdad entre dos extraordinarios porteros, Víctor y Julio César, y tal vez en la discutible capacidad goleadora de Eto'o sobre Ibrahimovic, en todos los demás emparejamientos el Barça era superior, el técnico portugués llevó a su equipo de aluvión al trabajo colectivo en el que los conjuntos italianos son expertos por genética y Mourinho un catedrático en la materia. Afirmar que el fútbol del Inter se reduce al catenaccio es una simplificación comprensible desde la amargura de la derrota, pero inaceptable desde el pretendido análisis riguroso. HH es historia del fútbol porque, guste o no guste a los estetas, marcó una evolución en el concepto del juego. Pep Guardiola la está haciendo porque ha consagrado un estilo diferente. Y quien no quiere o no sepa apreciar la extraordinaria riqueza del despliegue zonal de los equipos de Mourinho y la fortaleza mental que se precisa para llevar a cabo el escalonamiento posicional que exige a sus jugadores se pierde un espectáculo menos exuberante que el que ofrece el Barça pero igual de interesante.


Hay partidos que marcan tendencias y, desde luego, el del miércoles en el Camp Nou no desautoriza ni acaba con la exitosa propuesta del Barça, pero también convalida una alternativa que parecía desprestigiada y que es tan legítima como cualquier otra que se ajuste al reglamento. El divino Messi, por ejemplo, es mortal y se diluyó en la maraña táctica del Inter. El fútbol hegemónico del Barça puede ser contrarrestado sin dar patadas. Hay otras vías para frenar al vigente supercampeón que no sean las de intentar jugarle con sus mismas armas. En ese terreno, como pudo comprobarse ante el Xerez de Gorosito, es imbatible. Si, finalmente, Mourinho acaba en el Madrid, el contraste entre las dos filosofías que encarnan él y Guardiola va a resultar apasionante. Igual que el enfrentamiento que nos espera en la final entre el portugués y Louis van Gaal, otro técnico al que no se ha valorado en su justa medida. Lástima que Mou, un heterodoxo del Sur ajeno al gotha futbolístico, no concurse en el próximo Mundial. ¡Canguelo!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine