03 de mayo de 2010
03.05.2010
 
Tercera División

Peláez sella el alirón

Un gol del «Pichichi» permite al Caudal de Mieres superar al Candás y proclamarse campeón de Liga a falta de una jornada

03.05.2010 | 02:00
Momento en el que Héctor Peláez marca el tanto de la victoria del Caudal.

Mieres del Camino,


H. NÚÑEZ


Héctor Peláez, quién si no, fue el autor del tanto que dio el decimotercer título de Liga al Caudal Deportivo. El «Pichichi» de la categoría anotó el ansiado gol que daba un merecido triunfo al equipo que entrena Paco Fernández en un encuentro donde la ultradefensiva táctica del Candás se le atragantó a un Caudal demasiado ansioso en la primera parte, pero que en la segunda se descorsetó y pudo golear a los de César Suárez de no haber sido por las intervenciones de Nacho.


Los mierenses no quisieron aguardar una semana más y celebraron a las primeras de cambio y ante su afición un ansiado título que se hacía esperar desde hacía dos temporadas. El conjunto que entrena Paco Fernández supo diluir la presión y, pese a que en la primera parte los nervios y la precipitación hicieron que no crearan excesivas ocasiones de gol, en la reanudación ya fueron el equipo que ha dominado la competición.


En el primer acto la táctica defensiva de los de César Suárez y el exceso de motivación hicieron que el Caudal no creara muchas ocasiones. El dominio fue caudalista y la acción más clara fue un balón en largo a la espalda de los centrales rojiblancos, de Javi sobre Dani Pevida, quien se adelantó a la zaga y al meta pero su «vaselina» se estrelló en el larguero.


En la reanudación el Caudal se serenó pese a ver cómo Fidalgo se tuvo que retirar con el pómulo roto poco antes del descanso. Falo y Hermes tomaron la manija en la medular. José Luis fue un estilete en la banda derecha y Aitor en la izquierda, pero quien más problemas le dio a la zaga candasina fue Dani Pevida. El ovetense se incrustaba entre los pivotes y los centrales creando un desequilibrio del que nacieron muchas ocasiones de gol.


El tanto parecía que no iba a llegar. Nacho era una pesadilla para jugadores y aficionados caudalistas. Primero le hizo una gran parada a Hermes, luego a José Luis en un disparo a bocajarro, y cuando el meta no llegaba el larguero lo impedía, como en una doble ocasión de Peláez. El colegiado se unió al anular un tanto al delantero por fuera de juego y escamotearle un penalti. Finalmente, los mierenses pudieron celebrar el título con un tanto de su máximo goleador. Un delantero como los que hace tiempo que no se ven en la categoría. Peláez remachó un centro de José Luis para dar el título a los mierenses a falta de una jornada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine