Avilés, A. FERNÁNDEZ

El Toscaf dio la gran sorpresa y se impuso al cuarto clasificado, el BM Lalín, en Pontevedra, con un partido muy serio. Los de Muñiz se sobrepusieron a las bajas de Silverio, Jorge y Fidalgo y lograron la primera victoria de la Liga, amparándose en el acierto anotador de Eduardo Conlledo y Avelino y en el buen papel de Waly y de los juveniles Adri y Rubén.

Los avilesinos llegaron a perder de cuatro goles a los 20 minutos, pero la garra defensiva y el acierto en ataque les dejaron a un gol en el descanso. La segunda parte estuvo marcada por la igualdad, pero a los quince minutos el Toscaf logró igualar a 22 y a partir de ahí impuso su juego.

El técnico, Juan Muñiz, destacó el trabajo del equipo. «En la primera parte tuvimos errores que les facilitaron a ellos los contraataques, pero en la segunda jugamos muy bien. Nos agarramos a la cancha y metimos lo que fallamos otras veces. Ahora hay que seguir trabajando para lograr siete puntos en la primera vuelta».