05 de mayo de 2011
05.05.2011
 
Baloncesto

Un triple para soñar

El Feve remonta 17 puntos y acorta distancias (2-1) con el Tíjola en el «play-off» de ascenso a LEB Oro

05.05.2011 | 02:00
O´Leary machaca ante la mirada de dos rivales y de su compañero Ratzsch.

Oviedo, Antonio LORCA


Quedaban 20 segundos. El Feve perdía de dos y tenía la posesión. Una canasta sería la prórroga y un error daría por terminada la temporada. También existía la posibilidad de un triple, que pondría por delante a los asturianos. El Feve dejó pasar los segundos: había que jugársela a todo o nada, sin dejar posibilidad de réplica a los andaluces.


Cuando ya sólo quedaba una bala, Álex González cogió la bola. Era él, con muchos partidos como éste a sus espaldas, el elegido para culminar una remontada espectacular, tras ir 17 abajo en el último cuarto, y continuar soñando con subir a LEB Oro. El balón entró y el público saltó, gritó y aplaudió a un equipo que ayer, pase lo que pase con la eliminatoria, culminó una noche de baloncesto que será recordada por los presentes durante mucho tiempo.


Y es que hasta que aparecieron en el último cuarto Adrián Macía, Prieto y el propio Álex González, el partido era de Tíjola. Los almerienses están pensados para el ascenso y lo demostraron. La superioridad debajo del aro, donde el Feve arrastraba la importante baja de Román, se tradujo en 16 rebotes ofensivos para Tíjola por tan sólo 9 para el Oviedo.


El Feve acabó el primer cuarto nueve arriba (19-10). Los dos siguientes Tíjola hizo 48 puntos por 24 de Oviedo. Así, Oviedo comenzaba el último período 15 abajo, una distancia que parecía insalvable y que llegó a aumentar a17 (47-64) cuando quedaban 7:48 para el final.


Ahí comenzó el milagro. Dos triples de Prieto y una presión endiablada del Oviedo pusieron el marcador 61-67 a falta de 4:56. El público se metió en el partido. Encesta Tíjola (61-69) y apareció Adrián. El avilesino metió un triple, robó un balón y metió otro triple y puso 67-69 abajo al Feve a falta de 2:22. La grada se caía. Aún hubo un intercambio de golpes que llevó el partido hasta el 74-75 a falta de 20 segundos, que resolvió Álex con el triple de la noche.


El Feve, que perdió los dos primeros encuentros en Tíjola, puede igualar la eliminatoria mañana (21.00 horas) en Pumarín, donde se espera que no quepa un alfiler. Espectáculos como el de anoche lo merecen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"