05 de marzo de 2012
05.03.2012
Atletismo
XCIV Campeonato de Espña de Cross 

Castillejo y Diana Martín rompen su sequía

Bronces asturianos de Claudia Junquera y del equipo junior femenino en el Nacional de Gijón

05.03.2012 | 01:00
Sobre estas líneas, los integrantes del equipo senior asturiano, tras darse la salida. | j. plaza

Cuando se disputó el Campeonato de Asturias de campo a través hace tres semanas, algunos participantes bautizaron con humor el Parque Fluvial como «Parque Pluvial». Y es que fue tanta la lluvia caída que el circuito gijonés quedará para siempre recordado por los atletas como «Parque Pluvial».

Sin tanta lluvia como la habida en el Regional pero sin que faltara el viento y el agua en las carreras absolutas, el circuito gijonés sirvió ayer para que se rompiera en el Nacional de cross la sequía de Carles Castillejo y Diana Martín, que habían tirado al poste pero nunca metido gol, según palabras del nuevo campeón de España. Y es que Castillejo, que hizo historia al convertirse en el primer atleta español que tiene en su haber los títulos de maratón, 10.000, 5.000 metros y campo a través, llevaba cinco medallas de plata, y la madrileña Diana Martín era la vigente subcampeona.

Los asturianos tuvieron una actuación más que aceptable en un circuito en el que el barro se dejó notar en diversos tramos. Había cuatro opciones de medalla que quedaron en dos, los bronces de la junior Claudia Junquera y el logrado por ella misma junto al resto del equipo. Alba García aspiraba a un puesto entre las diez primeras y fue séptima, y Marcos Peón, primer atleta asturiano absoluto, quería meterse entre los treinta primeros y lo clavó: trigésimo.

Los veteranos asturianos, que participaron en gran número, estuvieron en su línea y consiguieron una notable cosecha de nueve metales. Cuatro oros de los incombustibles Beni Fernández (M-50), María Suárez (W-55), Elu Gonzalo (W-60) y Tino Castillo (M-75); platas de Esther Álvarez (W-40) y el «debutante» José M. Quintana (M-60), y bronces de Eva Braña (W-35), Raúl Mateos (M-40) y Efrén Pesquer (M-75). Los veteranos tuvieron la fortuna de abrir la jornada cuando las condiciones eran mejores: poco barro, sin viento y cielo encapotado pero que aguantaba.

Tras los veteranos llegó el turno de la categoría junior femenina, en la que se confiaba en conseguir dos medallas, y dos se obtuvieron. Bien es cierto que de menor valor de lo esperado, puesto que los bronces de Claudia Junquera y el equipo supieron a poco teniendo tan cerca que Beatriz Álvarez y la propia Junquera habían hecho doblete en el reciente Nacional de clubes.

Beatriz Álvarez, una atleta que venía de competir mucho y está en proceso de formación, sólo conseguía ser séptima; en tanto Junquera aguantó mejor el tipo y fue tercera.

Gracias a ambas y a que Xana Menéndez y Marta Frechilla no desmerecieron lograban un bronce para un equipo en el que estuvieron al quite Sara Fernández y Claudia Balmori.

Los junior asturianos no contaban con hacer grandes actuaciones en Gijón tanto por escuadras como a nivel individual. El mejor fue Jonathan Vior, en la plaza trigésima sexta. Por equipos, undécimos.

La categoría promesa masculino se aguardaba con optimismo, pero la llegada del viento y la lluvia fueron un mal augurio. Aitor Fernández empezó dominador encabezando el grupo en la primera vuelta... para abandonar en la segunda. No fue una decisión caprichosa, pues el medallista de bronce en pista cubierta (3.000 metros) estaba convaleciente de una gripe y hubo de abandonar por problemas estomacales. Un palo para él y para el atletismo asturiano, que de una tacada frenó en seco en el medallero.

En las carreras absolutas, de la que más se esperaba era de Alba García. La avilesina salía fuerte y luego pisaba el freno. Diana Martín comandaba la prueba desde el inicio y no quería dejar pasar su oportunidad marcando un fuerte ritmo. Tal alarde de fuerzas hacía sospechar en su triunfo o en un postrero hundimiento ante una Nuria Fernández que iba más resguardada y que se empezaba a dejar ver a mitad de la carrera, convertida ya en un duelo entre ambas que se resolvía en favor de la primera tras una última vuelta en la que la de Móstoles se fue en solitario. Alba iba de menos a más y era séptima, como séptimo acabó el equipo asturiano.

La prueba masculina se planteaba como un duelo a tres bandas entre Castillejo, Guerra y Jesús España, pero España no estuvo en la pelea. El que sí lo hacía y de qué manera era Sergio Sánchez, que se convertía en el gran animador con esa táctica habitual suya que pone de los nervios a los rivales y encanta a los aficionados. Tirones y más tirones que acabaron desfondando al atleta leonés pero que le aseguraron un bronce tras estar fuera de combate por el invierno.

Al catalán Castillejo el cross le debía un campeonato y se lo cobró en Gijón. Lo hizo en la última vuelta, cuando tras aguantar un ataque del joven segoviano Javi Guerra atacó hasta un punto que sacaba un colchón de 15 metros que le garantizaban la corona.

Marcos Peón, trigésimo, cumplía su objetivo siendo el mejor asturiano en meta, en tanto el equipo masculino se clasificaba en el noveno puesto de un total de dieciséis.

Asturias, por otra parte, daba una nueva lección de excelente organización, y ellos a su modo ganaron la última medalla para el Principado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine