23 de marzo de 2012
23.03.2012
Fútbol. Primera División

Apelación cree que Pepe merece "al menos cuatro partidos"

El comité, que ha desestimado los recursos del Madrid, ve corta la sanción de un partido a Mesut Özil por aplaudir

23.03.2012 | 18:12
Pepe y Marco Ruben, en una acción del Villarreal-Real Madrid.

El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol ha desestimado los recursos interpuestos por el Real Madrid contra las sanciones impuestas por el de Competición a sus futbolistas Pepe y Mesut Özil, al entrenador, José Mourinho, y al preparador físico, Rui Faria.
 
Competición ha sancionado este viernes con dos partidos de suspensión a Pepe y Faria y con uno a Özil y Mourinho, todos ellos expulsados durante el partido del pasado miércoles contra el Villarreal en El Madrigal.
 
Pepe ha sido sancionado "por dirigir al árbitro términos de menosprecio"; Özil, "por emplear gestos o ademanes que tengan el concepto público de ofensivos"; a Mourinho, "por doble amonestación arbitral y consiguiente expulsión"; y a Rui Faria, "por emplear gestos o ademanes que tengan el concepto público de ofensivos, concurriendo la circunstancia agravante de reincidencia".
 
Apelación explica en su escrito que la sanción de dos encuentros a Pepe incluso "es susceptible de ser sancionada con suspensión de, al menos, cuatro partidos", y en el caso de Özil y Faria se debería haber aplicado un precepto "que sanciona el hecho con un mínimo de dos partidos de suspensión".
 
El Real Madrid interpuso un recurso de apelación contra todas estas resoluciones del Comité de Competición.
 
En el caso de Pepe, Apelación recuerda en su resolución que en el acta se recoge que el defensa portugués llamó 'hijo de puta' al árbitro.
 
Esa expresión fue estimada por Competición como "constitutiva de menosprecio", pero Apelación entiende que "la expresión indicada ha de ser calificada en todo caso como una injuria".
 
Apelación agrega que "la expresión proferida no puede ser calificada de forma distinta a la de un agravio u ofensa, que, sin duda, humilla al árbitro que la recibe".
 
El comité continúa diciendo que "por lo expuesto, resulta evidente que no sólo no puede estimarse ninguna reducción de la sanción impuesta, sino que podría incardinarse la conducta del jugador en el tipo del artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF ya citado, y susceptible de ser sancionada con suspensión de, al menos, cuatro partidos".
 
En cuanto a las sanciones impuestas a Özil y Rui Faria, Apelación explica que los gestos atribuidos a ambos "podrían haber sido incardinados en el artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, que tipifica el hecho de dirigirse a los árbitros en términos o con actitudes de menosprecio o desconsideración, sancionándose dicha conducta con suspensión de dos a tres partidos".
 
"Debe tenerse en cuenta que el artículo 119, aplicado en este caso, se refiere al hecho de pronunciar, sin destinatario específico, términos o expresiones atentatorios al decoro o a la dignidad, o emplear gestos o ademanes que, por su procacidad, se tengan en el concepto público como ofensivos, pero sin que, como decimos, se contemple en el tipo una especificidad en cuanto al sujeto al que se dirigen", agrega.
 
"En cambio, el artículo 117 recoge de forma expresa que el destinatario de tales gestos es el colegiado; en tal caso, como en el presente, se debería haber aplicado este precepto, que sanciona el hecho con un mínimo de dos partidos de suspensión", explica.
 
Al referirse a la sanción a Mourinho, Apelación señala que las imágenes del partido confirman "sin ninguna duda la apreciación arbitral, en el sentido de que se observa en aquéllas el banquillo y al señor Mourinho protestando al árbitro, tanto verbalmente como gesticulando con su mano, reclamando que debía haberse exhibido una tarjeta a un jugador del equipo adversario".
 
Así, el comité desestima íntegramente el recurso formulado por el Real Madrid y confirma los acuerdos del de Competición.

Piqué, sin sanción

Mientras tanto, Competición ha decidido archivar el expediente abierto al defensa del Barcelona Gerard Piqué como consecuencia de la denuncia presentada por el Comité Técnico de Árbitros (CTA)

En la resolución, según ha informado el club barcelonista, "no se aprecia una entidad ni un ánimo suficientes por parte del jugador para poderlas ubicar dentro de los supuestos sancionables que se contienen en el Código Disciplinario de la RFEF".

El CTA había presentado una denuncia contra el central del Barcelona tras unas declaraciones realizadas tras el partido ante el Sporting de Gijón, del pasado 3 de marzo, en un encuentro en el que Piqué fue expulsado.

"En el descanso le dije al árbitro que era penalti a Keita y él se lo ha guardado. Tengo la sensación de que ha habido premeditación", dijo Piqué.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine