30 de marzo de 2012
30.03.2012
 

Duelo dramático en un Molinón hasta la bandera

El Sporting, con una defensa totalmente nueva, recibe mañana a un Zaragoza crecido por los buenos últimos resultados

30.03.2012 | 19:59
Sportinguistas.

El Sporting, que estrenará una defensa totalmente nueva, recibe mañana a un Zaragoza crecido por los buenos últimos resultados, en un partido dramático entre los dos últimos clasificados de la Liga.

El Sporting afrontará el duelo con una cobertura completamente nueva respecto a la empleada habitualmente por Manolo Preciado pero que su sustituto Javier Clemente ha variado considerablemente, si bien en esta ocasión alguno de los cambios son obligados por lesión o sanción.

Clemente ya sabe que no podrá contar con ninguno de los dos centrales titulares con él, ya que Gregory está lesionado y Botía sancionado toda vez que el Comité de Apelación tampoco atendió el recurso del Sporting por la tarjeta amarilla que vio en San Mamés.

Ante la ausencia de Gregory y Botía Clemente retrasará a Gálvez al centro de la defensa en la que formará pareja con Iván Hernández, quien no había jugado ni un sólo minuto con el técnico vasco hasta que le dio la titularidad la pasada jornada en San Mamés donde tuvo una buena actuación.

El técnico vasco parece que tiene la intención de mantener a Lora en el lateral zurdo en el que jugó ante el Athlétic de Bilbao por la sanción de Canella, encuentro en el que realizó un gran partido e incluso fue el autor del gol del empate de los gijoneses.

Javier Clemente recupera a André Castro y Nacho Cases para el centro del campo en el que estos dos futbolistas Eguren y Rivera se jugarán tres posiciones, si bien Rivera y Cases parecen seguros y la elección del tercero dependerá de que el técnico se decida por una alineación más defensiva en cuyo caso saldría Eguren o más ofensiva con lo que el elegido sería André Castro.

Por delante de ellos De las Cuevas volvería a la banda derecha en la que tampoco puede estar Mendy por lesión, se mantendría Adrián Colunga en la izquierda y regresaría Barral a la punta de ataque o al menos con estos jugadores son con los que Clemente realizó varios ensayos a lo largo de la semana.

El Sporting se entrena esta tarde y a su término Clemente dará a conocer la lista de convocados en la que no se esperan grandes novedades, ya que a lo largo de la semana ha trabajado con los hombres del primer equipo sin contar con ninguno nuevo del filial.

El partido es considerado en Gijón como una final ya que enfrenta a dos rivales directos en la lucha por evitar el descenso y el que salga derrotado tendrá muy complicado el conseguirlo e incluso un empate no valdría para las pretensiones de ninguno de los dos equipos.

La afición también es consciente de la importancia de los puntos en juego y El Molinón va a registrar el primer lleno absoluto desde su ampliación como así lo refleja el hecho de que ya el pasado miércoles se agotasen las entradas puestas a la venta, algo que no lograron ni Real Madrid o Barcelona en sus visitas.

El Real Zaragoza saltará al césped del estadio El Molinón con la intención de refrendar y hacer buena su semana de oro, con siete puntos acumulados de los nueve que disputó.

El equipo aragonés llega a este importante encuentro con dos victorias consecutivas en su haber, ambas tremendamente sufridas ante rivales con aspiraciones de Liga de Campeones, como el Valencia y el Atlético de Madrid, y en esta ocasión es consciente de no puede permitirse cometer ningún error para seguir su remontada hacia las posiciones de permanencia de las que ahora, al igual que los sportinguistas, sigue estando a seis puntos.

Los dos equipos han otorgado a este enfrentamiento la importancia de una final en la que unos y otros asumen que la derrota podría suponer un golpe definitivo a sus esperanzas de continuar en Primera división, sin que por ello la victoria suponga algo más que un balón de oxígeno, y la igualada podría suponer un estancamiento quizás excesivamente peligroso, en una jornada en la que a la misma hora se enfrentarán en Santander otros dos claros candidatos al descenso, el Rácing y el Granada.

Otro aspecto que no querrán descuidar ninguno de los dos contendientes es el factor goles que, en un hipotético empate final, podría ser el que resuelva la posición de descenso.

Tras la agónica victoria ante los colchoneros, la plantilla zaragocista ha insistido en que no pueden mirar más allá del siguiente partido y que no pueden hacer ninguna cuenta de la lechera porque éstas al final "siempre fallan".

El entrenador del Real Zaragoza, Manolo Jiménez, tan solo tendrá la baja del defensa italiano Maurizio Lanzaro, con un edema en el sóleo de la pierna derecha, y recupera a los tres sancionados, Ángel Lafita, Pablo Álvarez y Franco Zucculini, que no pudieron jugar ante los atléticos.

La entrada de Pablo Álvarez en la banda derecha por Lanzaro es el cambio natural que deberá realizar el técnico sevillano, mientras que en el resto de posiciones podría mantener a los hombres que saltaron de inicio ante el Atlético de Madrid.

La única duda, al margen de los posibles descansos "por acumulación de minutos", podría ser la entrada de Ángel Lafita en la banda izquierda, pero el buen rendimiento que ofrecieron el dúo que formaron Abraham Minero de lateral e Iván Obradovic adelantando su posición en el último partido hace que parezca poco probable que opte el de Arahal por cambiarlo.

Alineaciones probables:

Sporting: Juan Pablo, Orfila, Gálvez, Iván Hernández, Lora, Nacho Cases, Rivera, André Castro, De las Cuevas, Barral y Adrián Colunga.

Zaragoza: Roberto; Pablo Álvarez, Mateos, Paredes, Abraham o Lafita; Dujmovic, Apoño, Pinter; Luis García, Obradovic; y Postiga.

Árbitro: Teixeira Vitienes.

Estadio: El Molinón, 20 horas.

EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes