03 de mayo de 2012
03.05.2012
40 Años
40 Años

Una cena en casa de Rosell acelera la renovación

La salud de Tito Vilanova será factor determinante

03.03.2012 | 01:00
Rosell y Guardiola, tras ampliar éste su contrato en febrero de 2011. | reuters

La noticia ha revolucionado al barcelonismo. Josep Guardiola está hoy mucho más cerca de renovar como entrenador azulgrana que hace unos días. El acercamiento se produjo en la noche del jueves, con una cena en casa del presidente azulgrana, Sandro Rosell, a la que también asistieron el director deportivo, Andoni Zubizarreta, el vicepresidente deportivo, Josep María Bartomeu, y el ayudante de Guardiola, Tito Vilanova. Precisamente, el estado de salud de Vilanova, operado recientemente de la glándula parótida, será el factor determinante en la decisión del técnico más laureado en la historia del Barcelona.


El contrato de renovación lleva meses redactado y sólo le van dos detalles de cierta importancia. El principal es la rúbrica del interesado; el otro, la duración. El Barça, para evitar este culebrón anual, ofrece un acuerdo por dos temporadas, pero Guardiola se muestra inflexible en su política de ir año a año.


El anterior contacto entre los directivos y el técnico tuvo un resultado muy distinto. Hace un mes, Rosel quiso presionar al técnico para que tomara una decisión en un sentido u en otro y Guardiola le dijo entonces que se sentía más fuera que dentro. Así se lo comunicó a Andoni Zubizarreta, quien hizo de correa de transmisión.


Tras el encuentro del jueves las sensaciones son muy distintas. Desde el club se asegura que Guardiola no ha puesto condiciones de ningún tipo. Se había especulado con la posibilidad de que el entrenador azulgrana vinculase su continuidad a que Rosell retirase la demanda interpuesta contra el anterior presidente azulgrana, Joan Laporta. También se dijo que Guardiola exigía el traspaso de algún futbolista importante y una mejora en la plantilla. Aunque es cierto que en la reunión del jueves se habló de la planificación de la próxima temporada, lo único real es que Guardiola vinculó su decisión final al estado de salud de su ayudante Tito Vilanova.


La buena evolución del asistente de Guardiola parece haber decidido al técnico a seguir una temporada más. De hecho, desde el seno del club azulgrana se confía en poder anunciar muy pronto el acuerdo de renovación. Sin duda, la noticia más esperada para el barcelonismo. El conjunto azulgrana tiene varias negociaciones abiertas con vistas a mejorar su plantilla para la próxima temporada y Guardiola ya ha dado el visto bueno a la negociación, por ejemplo, con el central brasileño del Milán Thiago Silva. Se trata de un futbolista que siempre le ha gustado al técnico azulgrana. Guardiola podría despejar su futuro antes de la fase decisiva de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine