05 de junio de 2012
05.06.2012
Ciclismo

Samuel Sánchez, líder en la Vuelta al País Vasco El ovetense no apostaba por sí mismo como vencedor de la etapa

El asturiano se impone en Arrate por tercer año consecutivo

05.04.2012 | 02:00
El corredor asturiano, con su hijo Unai, tras ganar ayer la etapa.

Bilbao, Ramón OROSA / Efe

Bilbao

El corredor asturiano Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) repitió ayer su victoria de 2010 y 2011 en la subida a Arrate y ha reforzado su condición de gran favorito para la victoria final de la 52.ª Vuelta al País Vasco, en la que se puso líder tras la disputa de la etapa reina, Vitoria-Arrate (164 kilómetros).


Samuel se impuso en la línea de meta a los dos hombres que llegaron escapados con él, otros dos favoritos, Joaquín «Purito» Rodríguez (Katusha) y el estadounidense Chris Horner (Radio Shack-Nissan), segundo y tercero, respectivamente.


Por detrás del trío de cabeza llegó a 12 segundos un grupo de corredores importantes y con opciones de acabar entre los primeros de la general, entre ellos el italiano Damiano Cunego (Lampre-ISD) y el alemán Tony Martin (Omega Pharma-Quickstep). Esos doce segundos es la diferencia asimismo en la general que sacan los tres primeros en la etapa.


El desenlace de la etapa se deencadenó en la subida a Usartza. Es decir, la habitual llegada junto al santuario de Arrate, en Éibar, al que regresará este año la Vuelta a España. Fue a cuatro kilómetros de meta cuando se produjo el ataque definitivo. Lo llevó «Purito» Rodríguez, a quien le fallaron sus compañeros Ángel Vicioso y Giampaolo Caruso, a los que había mandado con anterioridad por delante.


El catalán se llevó a rueda a Horner en primera instancia y posteriormente se les unió Samuel Sánchez, quien, como acostumbra -sobre todo en esta subida-, supo defender sus opciones con maestría; tanto, que ni «Purito» ni Horner llegaron a disputarle la victoria en el sprint en bajada al que obliga la situación de la meta.


Los tres primeros, no obstante, son ya los principales favoritos al triunfo final, a la espera de la llegada de hoy a Ibardin y la crono del sábado en Oñate.


Esa contrarreloj, de todos modos, refuerza las aspiraciones de Samuel y Horner en detrimento de las del líder del Katusha, que deberá atacar de nuevo hoy.


La primera parte de la etapa estuvo marcada por una fuga iniciado por dos corredores y que acabó siendo de cinco.


La empezaron el finlandés Juss Veikkanen (FDJ) y el danés Christensen (Saxo Bank) en el km 20 y se sumaron después José Herrada (Movistar) y Antonio Piedra (Caja Rural) y el italiano Davide Mucelli (Utensilnord).


El que más aguantó por delante fue Herrada, a quien se unieron Caruso y Vicioso tras el ataque de los Katusha subiendo el alto de Ixua, la primera de las dos subidas de primera categoría de las siete del recorrido. Los tres llegaron en cabeza a las primeras rampas de Usartza, donde Herrada cedió pronto y sus compañeros se quedaron también pronto sin fuerzas.


Ello obligó a «Purito» a desatar las hostilidades y, posiblemente, perder opciones de ganar en Arrate. Éste es el segundo triunfo del líder del Euskaltel en lo que va de temporada, en la que el vigente campeón olímpico pretende refrendar su oro en Pekín 2008 después de brillar con anterioridad en el Tour de Francia.

El corredor ovetense Samuel Sánchez dijo ayer, tras ganar la etapa: «Ha sido calcada a la del último año, pero si me hubieran preguntado por la mañana cómo lo veía, hubiera apostado a que no ganaba». «Es especial ganar en Arrate porque, de todas las cimas que tenemos aquí, seguramente es la más simpática y la más representativa», dijo también.


Se congratuló de que el equipo vasco Euskaltel-Euskadi, del que es indiscutible jefe de filas, haya «preparado bien esta carrera», en especial «la mentalización, que es fundamental».


A pesar de la alegría por el triunfo en la primera de las etapas clave de la carrera vasca el asturiano dijo que no ve «prácticamente nada» decidido en cuanto al desenlace final de la prueba.


«De la clasificación general no sabemos prácticamente nada todavía porque queda aún mucha carrera. Empezando por la etapa de mañana (por hoy, con final en el alto de Ibardin, de primera categoría), que se va a hacer muy dura. Ahora lo que hay que hacer es ir salvando obstáculos y esperar a ver qué pasa en la etapa del sábado» (la contrarreloj individual de 18,9 kilómetros en Oñate), finalizó su reflexión el ciclista ovetense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes