09 de junio de 2012
09.06.2012
 
Fútbol | Tercera División

Alerta en el Pumarín

Los ovetenses llevan toda la segunda vuelta sin ganar, trece jornadas, y están a sólo tres puntos de las plazas de descenso

10.04.2012 | 02:00
El jugador del Pumarín Abel, a la izquierda, disputa el balón a Javi Sánchez en el partido frente al Caudal.

Oviedo, Antonio LORCA

El Pumarín se ha metido en problemas. Tras una primera vuelta muy positiva, en la que lograron sumar 23 puntos, ha encadenado un total de 13 partidos -toda la segunda vuelta- sin conseguir la victoria. Esta mala racha -7 puntos fruto de otros tantos empates- ha llevado al conjunto ovetense a situarse cuarto por la cola, a sólo tres puntos de los puestos de descenso.


Tal posición hace que los ovetenses se jueguen la permanencia en las seis jornadas que restan. Sus rivales en esta lucha serán Oviedo B y Nalón, equipos que acompañan ahora al Colloto en la zona de descenso y a los que saca tres puntos, y un Ceares que, tras ganar 1-0 al Industrial en el derbi gijonés, está un punto por encima pero habiendo jugado un partido más.


«Está difícil para todos los que ocupamos estas posiciones. Nosotros estamos con confianza y vamos a pelear al máximo hasta el final para lograr la salvación. Lucharemos como el que más por lograr un objetivo que sería muy importante y gratificante para nosotros», explica Miguel Fernández, técnico del Pumarín. A pesar de la ausencia de victorias, los ovetenses han competido con casi todos los rivales que se han enfrentado. De hecho, con doce, son el equipo, junto a Industrial y Llanes, que más encuentros ha empatado. Pero el mayor lastre que arrastra el Pumarín es su falta de gol. En las 32 jornadas disputadas hasta la fecha son el equipo menos goleador, con 27 tantos.


El entrenador del Pumarín reconoce que les cuesta hacer goles, pero también se lamenta de haber tenido poca fortuna: «Hemos perdido muchos puntos en los últimos minutos, teniendo ocasiones clarísimas. En la segunda vuelta no hemos ganado, pero hemos perdido sólo un partido en casa. Estamos compitiendo al máximo con todos los rivales, y al final son pequeños detalles los que nos impiden llevarnos los partidos».


Para solucionar esa falta de gol de la que adolece el equipo llegó hace varias jornadas Dani Vior, un delantero procedente del Nalón con muy buenos registros goleadores. Vior está rindiendo a buen nivel, pero le está costando más de lo habitual hacer goles, algo que Miguel Fernández achaca a una mala racha: «Él mismo me reconoce que ha fallado goles clarísimos que con el Nalón le entraban. Está teniendo mala suerte. Pero es un chico que está siempre cerca del gol y que nos va a venir muy bien para tratar de lograr la salvación».


No tendrá un calendario sencillo el Pumarín, como no lo tendrán ninguno de los equipos que se están jugando la permanencia. El siguiente rival de los ovetenses será el potente Avilés el domingo en casa. Luego encadena tres partidos seguidos fuera ante Condal, Nalón y Universidad. «Lo de menos son los rivales, tenemos que ir partido a partido y pelear al máximo por evitar el descenso», concluye Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine