01 de abril de 2013
01.04.2013

El linier que anuló al Oviedo el gol en Madrid es de Gijón

Pedro Bermúdez lleva diez años afincado en Menorca y la prensa de la isla lo define como «un incondicional del arbitraje e hincha del Sporting»

01.04.2013 | 00:00

Oviedo, J. P.


El gol anulado a Cervero el pasado jueves en Valdebebas, en el partido Real Madrid C-Oviedo, por un inexistente fuera de juego del delantero azul habría quedado en un mera anécdota sino concurriese la circunstancia de que el asistente que lo señaló fuese asturiano, y más concretamente de Gijón.


A los 54 minutos de partido, el árbitro, el balear Varón Aceitón anuló el tanto de Cervero, que habría supuesto en ese momento el empate a un gol en el marcador, a instancias del gijonés Bermúdez Balbín, a pesar de que el delantero se encontraba claramente por detrás del balón en el momento del pase de su compañero David Fernández.


La decisión provocó las lógicas protestas de los oviedistas, que se elevaron al ver las imágenes de televisión y varios documentos fotográficos. Sin embargo, no hubiesen ido a más de no haber sabido unos días después que el asistente que anuló la jugada es de Gijón con lo que las suspicacias sobre la claridad e intencionalidad de la acción anulada aumentaron considerablemente en el seno del club azul.


Pedro Bermúdez Balbín nació en Gijón en 1969, pero está adscrito al comité balear, ya que reside en Menorca desde hace diez años. Fue futbolista antes de ser árbitro y le quedan dos años antes de cumplir la edad reglamentaria de 45 años para dejar de arbitrar en categoría nacional.


En un reportaje de un periódico balear se describe a Bermúdez Balbín, profesional en la empresa de seguridad Trablisa, como un «incondicional del arbitraje e hincha del Sporting».


Bermúdez Balbín fue protagonista la pasada semana en Menorca por arbitrar dos partidos de categoría nacional, uno de División de Honor y otro de Tercera División, en menos de tres horas. Recorrió la isla de punta a punta para dirigir por la mañana el Menorca ante el Espanyol y por la tarde el duelo entre Penya Ciutadella y Mercadal, algo muy poco habitual en Baleares.


Bermúdez Balbín tiene un hijo de 17 años que sigue sus pasos en el arbitraje y ya ha dirigido partidos de Primera Regional e incluso ya le acompañó como auxiliar en algún encuentro.


Lo que no podía imaginar el asturiano es que una acción suya, con un equipo de su región implicado, podría generar tanta polémica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine