12 de mayo de 2014
12.05.2014

Ganan los buenos

Los hermanos Roberto y Juan Bueno logran el doblete en la Senda del Oso

12.05.2014 | 01:30
Roberto Bueno, en el centro, entre Juan Bueno, a la izquierda, y Enedino García.

En el deporte en general y en el atletismo en particular gana quien es más bueno. O suele hacerlo. Ayer en Teverga dos hermanos con la "indudable" ventaja de apellidarse Bueno y del club salmantino Macotera-Persianas Rua se disputaron la victoria en la XIII edición de la media maratón Senda del Oso que discurre entre Tuñón y San Martín, capital tevergana. Roberto, que tiró de primogenitura y de sus mejores marcas en pruebas de fondo, se impuso a Juan haciendo bueno el aserto anterior, mientras Enedino García (Oriente), primer asturiano en meta, completaba el podio en tanto que Itziar Méndez (Piloña) superaba en la clasificación femenina a dos veteranas: Elvira Longo (Asdeco Digital) y Beatriz Delgado (S.C.D. Ribadesella).

Los corredores salmantinos del club Macotera fueron los protagonistas de la prueba de ayer, una carrera que siempre es desfavorable al corredor y por tanto dura. Y dura y cuesta arriba se le hizo a los dos asturianos mejor clasificados ayer. Enedino García aguantaba hasta el kilómetro 7 la marcha del dúo castellano, momento en que las menguadas fuerzas de las que disponía tras una larga temporada de competición no le acompañaron. El de Trevías tiró de su dilatada experiencia atlética y optó por reservarse y administrarlas, una táctica que le salió perfecta. Y eterna se le hizo la prueba a Itziar Méndez, que parecía que se fuera a imponer sin ningún tipo de percance en San Martín, pero que entre los tres y los cinco últimos kilómetros tuvo que detenerse para estirar sus músculos y particulamerte un gemelo que a punto estuvo de dejarla fuera de combate. "Perdí como un minuto y medio y ya que llegué", señalaba la corredora de Lugones en la meta (1:27.44) y que llevaba la suficiente ventaja a sus perseguidoras para que su parón no le causara más que la pérdida de tiempo que ayer no fue precioso como el paisaje. Sus perseguidoras eran una veterana que vuelve a asomar a los podios tras muchos años fuera de los circuitos de atletismo como la gijonesa Elvira Longo (1:33.10) y la ovetense Beatriz Delgado (1:37.11), habitual podio en su grupo de edad en carreras populares.

Los corredores y la Federación Asturiana recordaron la figura de Yago Lamela, el atleta más bueno si de calidad atlética hablamos que dio Asturias y el más grande saltador nacional de la historia, y al que todos admiraban, fallecido el pasado jueves. El secretario de la Federación, presente en la prueba aún bajo los efectos de su pérdida, conservaba un correo del pasado 12 de marzo en el que Yago solicitaba información pertinente para volver a federarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes